Miles de familias peruanas para proteger la vida desde la concepción

Cardenal Cipriani: “La familia es el camino que nos lleva a Dios”

Share this Entry

LIMA, domingo, 30 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- «Papás y mamás hagan el propósito serio de cuidar la vida desde el primer instante, hasta la muerte natural. ¡Hay que cuidar la vida!», alentó el Cardenal Juan Luis Cipriani ante miles de familias reunidas en el coliseo Mariscal Cáceres de Chorrillos, para participar de una multitudinaria misa el domingo 30 de mayo, solemnidad de la Santísima Trinidad y en el marco del I Congreso Eucarístico y Mariano de Lima (CEM 2010).

Durante su homilía, el Cardenal Cipriani recordó la importancia de la oración y el rezo del Santo Rosario en familia, como una actividad que une a la célula fundamental de la sociedad.

«Los animo a continuar esa costumbre maravillosa de procurar que el hogar esté presidido por una imagen de Jesús, por un crucifijo, o por una imagen de la Virgen, para que el hogar se convierta en un hogar de Dios. Entre todos los caminos que nos llevan a Dios, la familia es el primero y el más importante», mencionó.

El arzobispo de Lima también reconoció a los padres como los primeros y principales educadores, animándolos a inculcar en sus hijos la búsqueda de la verdad y el amor. «Familia, amen ese amor hermoso, eduquen esa libertad que significa entregarse a la verdad y al amor», reflexionó.

«Atrévanse a amar a Jesús, a rezar el Rosario, entren a las capillas del Santísimo, lleven a sus amigos del barrio a las parroquias. ¡No tengan miedo!», prosiguió.

Finalmente, el Cardenal Cipriani pidió a Dios que bendiga a todas las familias que se congregaron masivamente para participar de la Santa Misa en el Coliseo Mariscal Cáceres de Chorrillos y pidió también a la
Santísima Virgen María su compañía, bendición y protección. «Que la familia humana y divina de Dios presida nuestros corazones y pensamientos», concluyó.

Miles de participantes en el Encuentro Mariano
El sábado 29 de mayo por la tarde, el Cardenal Juan Luis Cipriani exhortó a los fieles a promover el rezo del Santo Rosario en todos los rincones de Lima y del Perú, en el marco del Encuentro Mariano, que congregó a miles de fieles que colmaron la Plaza Mayor de Lima.

«El propósito concreto de la devoción mariana en Lima es el rezo del Santo Rosario. Qué importante es un misterio, un Ave María y contemplar la vida de María junto a Jesús. «¡Que Jesús se sienta en esta ciudad, porque Lima es una ciudad Eucarística!», señaló en el inicio de las actividades del CEM 2010.

La jornada de consagración a la Santísima Virgen se inició con una solemne procesión de la imagen de Nuestra Señora de la Evangelización, patrona de la arquidiócesis y coronada por el Papa Juan Pablo II en 1985. La procesión partió de la Basílica del Rosario (Convento de Santo Domingo) hacia el atrio de la Basílica Catedral de Lima.

Durante el recorrido procesional se dio un multitudinario rezo de los misterios Gloriosos del Santo Rosario, pidiendo por los frutos del CEM 2010. Participaron miles de fieles de parroquias, movimientos eclesiales, hermandades y cofradías de Lima.

Continuando con las actividades del CEM 2010, el próximo sábado 05 de junio a partir de las 6 p.m. se llevará a cabo el multitudinario Encuentro con los Jóvenes, y el domingo 6 de junio a partir de las 10 a.m., la solemnidad del Corpus Christi. Ambos encuentros en el Campo de Marte.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación