Cardenal confirma el impacto de Juan Pablo II en India

Destaca la Santidad y la valentía del Pontífice

Share this Entry

LONDRES, viernes 18 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- El cardenal Cormac Murphy-O’Connor, quien volvió hace poco de su visita a India, destacó el impacto del Papa Juan Pablo II en ese país.

Al ex arzobispo de Westminster se le pidió que representase a Benedicto XVI en las celebraciones del 25º Aniversario de la histórica visita de Juan Pablo II a esa nación.

Las fechas de su viaje coincidieron exactamente con las del de Juan Pablo II. El Pontífice estuvo en la India desde el 1 de febrero hasta el 10 de febrero del año 1986.

Nada más volvió a casa, el cardenal compartió sus experiencias con el programa dominical de la BBC radio, destacando que la India es “un país fascinante”.

“Lo que más me sorprendió es el respeto a la religión”, contó. El prelado destacó que “la visita de Juan Pablo II tuvo un gran impacto en ese momento”.

Por esto, el cardenal “habló de los mismos temas que él trató en ese momento”, incluyendo asuntos como el de “la familia, la juventud, las cuestiones tribales, la Sagrada Eucaristía y el diálogo interreligioso”.

El cardenal Murphy-O’Connor dijo que “hace 25 años, el Papa Juan Pablo II dijo a la Iglesia Católica de India: ‘vosotros constituis una minoría muy pequeña… pero tenéis un papel muy importante en este país que tiene miles de religiones’”.

Actualmente, añadió el purpurado, “la Iglesia Católica en la India es segura, fuerte y vibrante”.

Tras sus pasos

El cardenal de 78 años de edad visitó los mismos sitios que Juan Pablo II, incluyendo Calcuta, donde rezó con las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa.

Reflexionando sobre la experiencia de seguir los pasos del Santo Padre, el cardenal dijo, “me impresionó lo extraordinariamente valiente y animoso que fue”.

El cardenal Murphy-O’Connor continuó diciendo: “estuve en India durante 10 días y al final del viaje estaba muy cansado”.

El Papa Juan Pablo II viajó por todo el mundo visitando a enormes multitudes, proclamando su fe en Jesucristo, como Apóstol del Evangelio. Recuerdo que él dijo ‘quiero estar en todos los países, en todas las casas’. “Fue un hombre extraordinario”.

El purpurado añadió, “mi visita me hizo pensar que él también fue un hombre con una enorme fe, y una enorme resistencia para poder resistir estos grandes viajes, pero también fue un apóstol que quiso mostrar su fe al mundo”.

Destacando la próxima beatificación del Pontífice, el cardenal dijo: “Hace 5 años de su muerte, y no creo que sea demasiado pronto”.

Afirmó: “el Papa Juan Pablo II debería ser beatificado; su vida fue muy valiente y muy santa. Fue un ejemplo para el mundo”.

 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación