Obispo sudanés: la violencia no detendrá la Independencia

Hace hincapié en la educación para formar una sociedad saludable

Share this Entry

JARTUM, Sudán, viernes 8 de abril de 2011 (ZENIT.org).- El obispo auxiliar de Jartum afirma que la violencia que se ha cobrado cientos de vidas no impedirán los planes de independencia del Sur de Sudán.

Se han recibido informes de cientos de muertes en las últimas semanas debido a los conflictos entre los rebeldes y el ejército del Sur de Sudán, mientras la región prepara para convertirse en el estado independiente nº54 el próximo julio.

El obispo auxiliar Daniel Adwok Kur contó a Ayuda a la Iglesia Necesitada que ha habido «una gran cantidad de sucesos violentos» a raíz del referéndum de enero, en el que el 98% de los votantes del Sur de Sudán eligieron independizarse del norte.

El prelado informó de que los conflictos habían sido «intensos», pero que esto no obstaculizaría el camino de la independencia.

Afirmó que «los sucesos violentos impedirán el progreso pero les quitarán su deseo de ser independientes».

El obispo instó al gobierno a abordar la «causas desde la raíz», que originan el conflicto.

Afirmó: «Sería mejor sentarse y discutir las cuestiones. Tenemos que preguntar a la gente cuál es la raíz de la tensión».

«Si no abordamos esto, después de algunos meses o años, causará un trastorno que crecerá..

Refugiados

Monseñor Adwok hizo hincapié en la necesidad de ayuda a miles de refugiados que están viajando del norte al sur. La agencia caritativa destacó que se esperan 750.000 personas que llegarán al Sur de Sudán antes de agosto.

La Conferencia Episcopal de Sudán ha organizado una reunión plenaria en Juba después de la que se reunirán con representantes del gobierno para debatir el objetivo de la construcción de la paz en esta región.

Monseñor Adwok también destacó la prioridad de trabajar con gente a través de la educación, expresando su consideración por la labor de asistencia que realiza Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Afirmó que «la Iglesia siempre ha reconocido que la formación humana y la educación están en el corazón de la formación de una sociedad sana y el desarrollo de escuelas con una clara identidad cristiana es muy importante tanto para el sur como para el norte.

El prelado destacó a pesar de que muchas familias están dejando Jartum, localizado en la parte norte de Sudán, algunas permanecen en sus casas con la esperanza de que el gobierno no seguirá las políticas anti-cristianas con los extremistas islámicos.

A este respecto, declaró, los programas de educación han ayudado de forma destacada, a estas familias.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")