Tratamiento espiritual y psicológico para el ex obispo de Brujas

La decisión del Vaticano para monseñor Vangheluwe, acusado de abusos

Share this Entry

ROMA, martes 12 de abril de 2011 (ZENIT.org).- Monseñor Roger Vangheluwe, ex obispo de Brujas, de 74 años, que dimitió tras haberse visto implicado en un escándalo por abusos sexuales, deberá someterse a un periodo de tratamiento espiritual y psicológico.

Así lo afirmó este martes en una nota el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

El anuncio de la Santa Sede tiene lugar después de haberse hecho público el pasado 4 de abril, por parte del procureur du roi de Brujas, Jean-Marie Berkvens, que el caso de monseñor Vangheluwe iba a ser archivado al haber prescrito los delitos de abuso, según la ley belga.

Monseñor Vangheluwe abandonó la guía de su diócesis en abril de 2010 tras haber admitido que abusó sexualmente de un sobrino menor de edad – que hoy tiene 43 años – entre 1973 y 1986.

Tras su dimisión, la Iglesia católica en Bélgica había instituido una Comisión independiente presidida por el profesor Peter Adriaenssens y dirigida a recoger las denuncias de las víctimas de abusos por parte de miembros del clero, que había recogido alrededor de 500 casos de abusos desde los años cincuenta.

Poco después, los miembros de la Comisión dimitieron en bloque después del registro – declarado en seguida ilegal por la justicia belga – que tuvo lugar el 24 de junio pasado, de las oficinas del arzobispado de Malinas-Bruselas, en el que se confiscaron todos los archivos.

“En el marco del procedimiento hacia monseñor Roger Vangheluwe – se lee en la nota del padre Lombardi – la Congregación para la Doctrina de la Fe – como ya anunció la Nunciatura en Bélgica – ha establecido que abandone Bélgica y se someta a un periodo de tratamiento espiritual y psicológico. En este tiempo evidentemente no se le permite ejercicio público alguno del ministerio sacerdotal y episcopal”.

“El tratamiento psicológico – precisó el portavoz vaticano – ha sido dispuesto por la Congregación para obtener ulteriores elementos diagnósticos y prognósticos útiles para continuar y concluir el procedimiento de cara a la decisión definitiva, que será de competencia de la propia Congregación, y que deberá ser aprobada por parte del Santo Padre”.

“Esta decisión naturalmente tendrá en cuenta los diversos aspectos de la cuestión, comenzando por el sufrimiento de las víctimas, y por las exigencias de la justicia – concluyó -. El procedimiento está por tanto en curso y la decisión tomada hasta ahora por la Congregación es interlocutoria y no definitiva”.

A raíz de los escándalos ligados a los abusos sexuales por parte de sacerdotes, en abril de 2010 los obispos de Bélgica habían anunciado la apertura de un centro para el reconocimiento, el cuidado, la rehabilitación y la reconciliación de las víctimas de abusos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación