Misión cumplida de Benedicto XVI en Croacia

Nueva etapa en su vuelta al mundo de reivindicación de Dios en la vida social

Share this Entry

ZAGREB, domingo, 5 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Al concluir la visita en la que en este fin de semana se ha encontrado físicamente con un décimo de la población croata, Benedicto XVI ha alentado a los católicos del país a seguir siendo “como el alma de la nación”.

El decimonono viaje internacional de este pontificado, el decimotercero a Europa, ha confirmado el empeño con el que este papa está trabajando para hacer redescubrir al Viejo Continente sus raíces cristianas, ante la falta de “puntos de referencia fijos”, como explicó en su discurso de despedida.

El adiós, en el atardecer de este domingo, tuvo lugar en el aeropuerto internacional “Pleso», tributado por el presidente de la República, Ivo Josipović, que se considera agnóstico, lo que no le ha impedido entablar en estos dos días un diálogo de alto nivel al servicio del bien común de la sociedad croata.

En la ceremonia de despedida, que tuvo que ser alterada a cusa de la lluvia, el pontífice explicó que vino a impulsar la vitalidad del catolicismo croata (el 88% de los 4 millones y medio de habitantes está bautizado), convencido de que “no dejará de producir efectos positivos para toda la sociedad”.

Por eso defendió “la colaboración, que espero sea siempre serena y provechosa, entre la Iglesia y las instituciones públicas”.

Su consigna, antes de subirse al avión que le llevaría de regreso a Roma para los católicos croatas fue ésta: “En este tiempo, en el que parecen faltar puntos de referencia fijos y seguros, los cristianos, ‘juntos en Cristo’, piedra angular, pueden continuar constituyendo como el alma de la Nación, ayudándola a desarrollarse y progresar”.

“Juntos en Cristo” ha sido precisamente el lema de esta visita que ha tenido como momento culminante la misa del domingo por la mañana, en la que 400 mil personas participaron en la primera Jornada de las Familias Católicas Croatas en el hipódromo de Zagreb.

El otro gran evento fue la vigilia en el anochecer del sábado, en la que presidió la Jornada de la Juventud de Croacia, con la participación de 500 mil chicos y chicas que hicieron un “templo” a cielo abierto (fueron sus palabras) de la plaza central de la capital croata.

El viaje a Croacia se ha convertido en una nueva etapa, especialmente con su discurso a la sociedad civil de la tarde de este sábado en el Teatro Nacional de Zagreb, de un auténtico humanismo abierto a la trascendencia, frente al relativismo que rechaza la posibilidad de conocer la verdad.

Una nueva etapa en su vuelta al mundo que está dejando históricos discursos como los pronunciados en Ratisbona (septiembre de 2006), Nueva York (abril de 2008), París (septiembre de 2008), Jerusalén (mayo de 2009) y Londres (septiembre de 2010).

La próxima etapa de la vuelta al mundo de Benedicto XVI en reivindicación de la presencia de Dios en tiempos de relativismo será Madrid (con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de agosto de 2011) y Alemania (septiembre de 2011).

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación