México: encuentro de catequistas para la nueva evangelización

Los obispos, preocupados por el descenso de fieles en la provincia de Yucatán

Share this Entry

VILLAHERMOSA, martes 7 de junio de 2011 (ZENIT.orgEl Observador).- Con aproximadamente 20.000 catequistas en la provincia eclesiástica de Yucatán, lugar donde arribó la religión católica a México, la Iglesia se ha comprometido, fuertemente, en el impulso hacia la nueva evangelización.

Las diócesis que componen está provincia, pertenecientes a los estados del suroeste del país, Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Tabasco, se han reunido en esta capital del estado de Tabasco, para llevar a cabo el Primer Encuentro Provincial de Directivas Parroquiales de Catequesis.

El magno proyecto es la catequización de cerca de 225.000 niños y jóvenes de 300 parroquias que componen la Provincia Eclesiástica de Yucatán, el fortalecimiento de la fe y la busca de incorporar en ellos las señas de la identidad católica, mismas que se han ido perdiendo vertiginosamente en estas regiones de México, donde los católicos apenas si alcanzan el 62 % de la población.

Hay que recordar que el promedio nacional de católicos, según el último censo general de población realizado en 2010 por el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática, se sitúa en 82.7 por ciento de la totalidad de los 112 millones de mexicanos.

Desde el pasado domingo se lleva a cabo este Encuentro de 3.300 catequistas, encabezados por el arzobispo de Yucatán, monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán y los obispos de Cancún-Chetumal, monseñor Pedro Pablo Elizondo, y de Tabasco, monseñor Gerardo de Jesús Rojas López.

En rueda de prensa, los obispos explicaron que la Iglesia Católica considera la catequesis como un proceso de conocimiento del evangelio que inicia con los niños, pero que debe mantenerse hasta la edad adulta a fin de que los valores y principios cristianos se antepongan a la violencia y la maldad que hoy impera en todo el país.

«No se puede ni se debe sacar a Dios de la Sociedad, porque si no dónde se cimentarán los valores éticos», expuso el arzobispo de Yucatán en una de sus intervenciones ante los medios locales de prensa.

En ese sentido, explicó monseñor Berlie Belaunzarán, desde 1997 se vienen dando encuentros anuales en las distintas diócesis de la provincia a fin de reafirmar la vocación de servicio, de preparar a los catequistas, pero también de hacer crecer la fe católica en la región sureste.

A la fecha son más de 20.000 los catequistas de la Provincia, pero la intención es que en 2015 el número se haya multiplicado lo suficiente como para expandir también las áreas de evangelización, defensa y fortalecimiento de la fe.

«El Plan es que cada catequista tenga un ministerio, el catequista será un pastor un ministro, es un liderazgo más fuerte que va a tener la Iglesia y que va a ser uno de los pilares de la evangelización como ya lo es, pero ahora de manera oficial», afirmaron los obispos de la provincia eclesiástica de Yucatán.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")