En vacaciones, el Papa prepara un libro y el aniversario del Vaticano II

Print Friendly, PDF & Email

En sus días veraniegos en la residencia de Castel Gandolfo

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CASTEL GANDOLFO, jueves, 21 de julio de 2011 (ZENIT.org).- En estos días de descanso, Benedicto XVI prepara su nuevo libro sobre Jesús, sus viajes apostólicos a España y Alemania, así como el quincuagésimo aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II.

El pontífice transcurre las vacaciones de verano por segundo año consecutivo en Castel Gandolfo, la residencia pontificia situada a unos 30 kilómetros al sur de Roma, pues en ella puede contar con un ambiente conocido y adaptado a la pasión de su vida: el estudio y la escritura sobre cuestiones de teología.

El pontífice ha traído muchos libros y documentos del Vaticano para la preparación de sus viajes a Madrid, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (del 18 al 21 de agosto), así como a su tierra natal, donde visitará del 22 al 25 de septiembre Berlín, Erfurt, Etzelsbach y Friburgo.

“L’Osservatore Romano” confirma en la edición italiana del 22 de julio que en estas vacaciones su “compromiso prioritario está dirigido a preparar la redacción de la conclusión de la obra de sobre Jesús de Nazaret, dedicada a un análisis de los Evangelios de la infancia”.

Se trata del tercer volumen de esta serie de gran éxito editorial, tras los dos presentados en abril de 2007 y en marzo de 2011.

El mismo diario vaticano revela que el papa trabaja sobre otro tema que le suscita gran interés: “la reflexión sobre la fe, mientras se acerca el quincuagésimo aniversario de la apertura del Vaticano II (11 de octubre de 1962), en el que Joseph Ratzinger participó desde el inicio”.

El interés de Benedicto XVI sobre la virtud teologal de la fe es significativo, pues ya ha dedicado dos encíclicas a las otras dos virtudes teologales, la caridad y la esperanza, “Deus caritas est” (25 de diciembre de 2005) y “Spe salvi” (30 de noviembre de 2007).

Además del tiempo dedicado al estudio y la escritura, el obispo de Roma dedica sus jornadas a la oración, la atención a la naturaleza y el descanso.

Al mismo tiempo, sigue atendiendo al gobierno de la Iglesia con encuentros de trabajo, en particular con el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, y otros prelados, o recibiendo en audiencia a visitantes, como sucedió con el primer ministro de Malasia, el 18 de julio.

En general, en la tarde, aprovecha un momento para pasear en los jardines de la residencia pontificia, acompañado de su secretario particular, monseñor Georg Gänswein, que suelen concluir con el rezo de la oración mariana del Rosario ante una imagen de la Virgen.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }