Dona ahora!

Obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador © Facebook/Televisión Católica Arquidiocesana

El Salvador: Los obispos declaran 2020 como Año Jubilar Martirial

40 años del martirio de san Óscar Romero

(zenit – 28 enero 2020).- Los obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador anunciaron que este 2020 será Año Jubilar Martirial para recordar los mártires del país. En particular, se celebra el 40 aniversario del martirio de san Óscar Romero.

La semana pasada se celebró la Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal de El Salvador. En un comunicado publicado en las redes sociales de la Televisión Católica Archidiocesana del país, el episcopado indica que reflexionó sobre “la realidad nacional, preocupados por las víctimas y por los que sufren vulneraciones a sus derechos”.

Con motivo de este jubileo, los prelados establecen una serie de actividades conmemorativos: el 12 de marzo, el 43 aniversario del martirio del Padre Rutilio Grande; el 24 de marzo, el 40 aniversario del martirio de san Óscar Arnulfo Romero; el 14 de junio, 31 de julio, 1 y 2 de agosto, la peregrinación a Ciudad Barrios, ciudad natal de san Óscar Romero; en noviembre, el 40 aniversario del martirio del Padre Cosme Spessotto y el 50 Aniversario del martirio del padre Nicolás Antonio Rodríguez; y en diciembre, el 40 Aniversario del martirio de las Hermanas Misioneras de Norte América.

También está prevista la celebración de un congreso nacional sobre los mártires.

Masacre de Rio Sumpul

La Conferencia Episcopal salvadoreña recuerda también el 40 Aniversario de la aterradora masacre del Rio Sumpul, Chalatenango, el 14 de mayo de 1980, durante la guerra civil.

Este día, indica Vatican News, los paramilitares y la Fuerza Armada dieron muerte a casi 600 personas campesinas, incluidas mujeres y niños, que intentaban cruzar el río Sumpul, cerca del caserío de las Aradas, para huir hacia Honduras.

Demandas legislativas

Por otra parte, los obispos demandan a la Asamblea Legislativa que promulgue la “Ley de Reconciliación Nacional” para que finalmente haya justicia por las víctimas, que se sepa la verdad sobre sus crímenes y los familiares de los mártires salvadoreños puedan recibir “el debido resarcimiento de daños”.

Los pastores solicitan un “nuevo sistema previsional, que garantice el derecho a la pensión digna que tienen todos los trabajadores” y que sea aprobada la Ley General de Aguas, para asegurar el derecho al agua de todos los salvadoreños, con una regulación que impida todo abuso y privatización del agua.

Asimismo, piden a los salvadoreños que ejerzan su derecho de participación democrática y hagan “sentir su voz en las redes sociales, enviando el mayor número posible de mensajes a los diputados, exigiéndoles que, en cumplimiento de su mandato constitucional” legislen respecto a lo señalado.

Reconciliación y paz

El mensaje de los prelados también hace referencia a los migrantes, expresando su solidaridad, orando por ellos y abogando por “el respeto de sus derechos”.

Finalmente, los miembros del episcopado de El Salvador realizan un llamado a “todo el Pueblo de Dios a continuar trabajando sin desmayo por la reconciliación y la paz del país, con la confianza puesta en Dios orando continuamente; y a la vez trabajando incansablemente, por la verdad, la justicia y el bien común, como lo hicieron sus mártires”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación