Dona ahora!

Emiratos Árabes Unidos, una vista interior: Primer viaje de un papa a la Península Arábiga lleno de eventos históricos

Zenit estuvo presente en el vuelo papal

Una visita sin precedentes, una Declaración conjunta sin precedentes de musulmanes y católicos sobre la fraternidad humana, y una misa sin precedentes en el espacio público en todo el sur de Arabia

Esta semana fuimos testigos de un episodio histórico: el primer Papa en la historia que ha visitado a la Península Arábiga. No solo esto, sino que el mundo fue testigo por primera vez de una exigente declaración sobre la fraternidad humana firmada entre el catolicismo y los musulmanes, firmada por el Papa y el Gran Imán, el Dr. Ahmed Al Tayeb de la Mezquita y la Universidad de Al Azhar en Egipto, que detalla que necesitamos trabajar por la paz, proteger la libertad religiosa, permitir la ciudadanía para todas las religiones y proteger los lugares de culto. Este viaje también marcó la primera vez que ha habido una misa pública en el país islámico o en toda la península del sur de Arabia.

La corresponsal principal de ZENIT en el Vaticano, Deborah Castellano Lubov, cubrió el viaje histórico del Papa Francisco a los Emiratos Árabes Unidos, específicamente su capital, Abu Dhabi, del 3 al 5 de febrero de 2019, desde el vuelo papal. Viajando junto con el Pontífice, ella recogió muchas perspectivas.

Los Emiratos Árabes Unidos han sido vistos por muchos como un modelo de coexistencia pacífica entre religiones y culturas, a pesar de ciertas limitaciones. Han proclamado 2019 el Año de la Tolerancia, han instituido un Ministerio de Tolerancia, han cambiado su nombre a la Gran Mezquita para llamarse ‘María, Gran Mezquita de la Madre de Jesús’ (una iniciativa solicitada por el Príncipe Heredero de Abu Dhabi) y han promovido iniciativas para Ayuda a los hindúes y otras religiones. Las pocas parroquias católicas en los Emiratos son prósperas y vitales, le contaron a Deborah Lubov en sus entrevistas exclusivas con la Vicaria Apostólica de Arabia Saudita, el Obispo Paul Hinder, la hermana jordana Madeleine Dababneh de las Hermanas del Rosario, directora de la escuela católica en Abu Dhabi, así como por fieles en este país.

La Iglesia Católica en los Emiratos Árabes Unidos representa casi el 10 por ciento de la población, con unos 900.000, y todos son extranjeros que han venido a los Emiratos Árabes Unidos por trabajo, principalmente de la India y Filipinas.

Durante su visita, el Papa Francisco fue recibido en la catedral de San José en Abu Dhabi, una de las dos iglesias católicas en la capital de los Emiratos, con “gran afecto y emoción por parte de unos 300 fieles”.

Hay nueve parroquias en el país que comenzaron bajo la guía y el apoyo de Sheikh Zayed y han florecido bajo el liderazgo de los Emiratos Árabes Unidos. Todos están bajo el señorío del obispo Paul Hinder, el vicario apostólico de Arabia del Sur.

Tres misas se celebran diariamente y las misas obligatorias se distribuyen en tres días los viernes, sábados, el fin de semana oficial en los Emiratos Árabes Unidos y los domingos. Las iglesias están llenas en estos días; Cerca de 70,000 personas asisten a estas Misas semanales obligatorias. En Navidad y Semana Santa, hay misas durante todo el día, en más de 10 idiomas. Veinticinco misas se celebraron el día de Navidad, este año.

Las clases semanales de catecismo están disponibles en inglés, árabe y francés. Están preparados para su primera comunión por las monjas de la Escuela de San José, asistidas por los ministros laicos. Todos los sacramentos están disponibles para la comunidad católica.

Deborah Lubov habló con una de las dos hermanas que se reunieron con el Papa durante su visita privada a la parroquia, la hermana jordana Madeleine Dababneh, que pertenece a la Congregación del Rosario y que ha vivido en los EAU por más de 19 años. Habiendo tomado sus primeros votos en Jerusalén en 1975, ha estado en el campo de la educación desde 1978, y actualmente es directora de una escuela católica.

Después de casi 20 años en la nación árabe musulmana, la hermana se siente agradecida y libre de vivir su fe, y nunca se ha sentido amenazada. Ella atribuye el florecimiento de la fe católica en el UAE a la libertad religiosa en el país y el compromiso y apertura del gobierno para recibir a otras religiones, así como todo el trabajo activo de la comunidad católica en el área, especialmente de ella y sus hermanas hermanas.

“El pontífice”, dijo sobre el Papa Francisco, “es el precursor de la paz y esta visita icónica será pionera y modelo para la paz mundial”.

“La Congregación del Rosario se estableció en 1880 en Jerusalén para servir a los fieles en los países árabes. El objetivo era servir al público y a la comunidad local con la creación de escuelas, centros culturales y hospitales. La congregación también estableció centros de enseñanza de costura para mujeres. Con el tiempo, la congregación ha establecido una reputación en el campo de la educación y ahora tiene sitios en Palestina, Jordania, Líbano, Siria, Roma, Egipto, Kuwait, Abu Dhabi y Sharjah. Una de las características sobresalientes de las Escuelas del Rosario es el alto nivel de cuidado pastoral ofrecido por las Hermanas y la atención a la salud, la seguridad y la protección.

“La tolerancia es una parte intrínseca de la cultura islámica. Más de 200 nacionalidades viven en armonía y paz en los Emiratos Árabes Unidos, que en sí mismo es un ejemplo de un país tolerante e inclusivo. De hecho, HH Sheikh Mohammad bin Zayed Al Nahyan, Príncipe Heredero y Comandante Supremo Adjunto de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos, ordenó el cambio de nombre de la Mezquita Sheikh Mohammad bin Zayed en Abu Dhabi, a “Mezquita de María, Madre de Jesús” Junto a la catedral de San José.

“Los Emiratos Árabes Unidos es el único país que tiene un Ministerio de Tolerancia, encabezado por Su Excelencia el Jeque Nahyan bin Mubarak Al Nahyan. La educación moral es parte del plan de estudios y los valores como la tolerancia y el respeto por todas las religiones se inculcan desde una edad temprana. Creo que estas observaciones proporcionan una amplia prueba de la mentalidad abierta y el pensamiento liberal de los líderes de los Emiratos Árabes Unidos”.

Zenit, cubriendo el viaje desde el vuelo papal, ofreció varias perspectivas.

El Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, dijo a los periodistas que la importancia de este viaje, especialmente el primer día en que el Papa se reunió con el Príncipe Heredero de Abu Dhabi, Su Majestad el Jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan, el Gran Imán Al Azhar, el Dr. Ahmed Al Tayeb, el Consejo Musulmán de Ancianos, dirigido por Al Tayeb, en privado en la Gran Mezquita, y por último la importante Reunión Interreligiosa Internacional sobre Fraternidad Humana, es el diálogo entre las religiones, especialmente el cristianismo y el Islam, que promueven la paz y combaten al fundamentalismo”.

ZENIT también conversó con Cardinal Joseph Coutts,Arzobispo de Karachi, Pakistán, quien dio su impresión de la reunión interreligiosa en la que había participado. “Creo que es sincero y genuino”, señaló, sobre el evento que reunió a los musulmanes, católicos, judíos, protestantes, budistas y más. “Me ha impresionado mucho la diversidad y especialmente porque hay libertad aquí”.

“Me impresionó”, agregó el cardenal paquistaní, “también el título de la conferencia, sobre la fraternidad humana. Escuchamos mucho sobre el diálogo y la tolerancia, pero solo tolerar a alguien no es suficiente. La fraternidad humana lo lleva a un nuevo nivel. Construye y ayuda a crecer una relación”.

Arzobispo Pierbattista Pizzaballa

“Creo que esta reunión y este viaje son importantes en sí mismos porque están en los Emiratos, en el lugar de nacimiento del Islam”, dijo Arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico de Jerusalén. Hemos visto avances en el diálogo entre cristianos y musulmanes, y con otras religiones, también en países de mayoría musulmana, este hecho para los Emiratos Árabes Unidos ha sido un avance histórico.

Rif’at Bader, Director del Centro Católico de Estudios y Medios (CCSM) en Jordania habló sobre cómo ha observado de primera mano la asistencia de los Emiratos Árabes Unidos, compartiendo: “En Jordania, [hemos visto que] los Emiratos Árabes Unidos, a través de los Emiratos Árabes Unidos. La Media Luna Roja ha ayudado a muchos cristianos desplazados de Mosul y Nínive”.

“La visita del Papa Francisco”, dijo, reflexionando: “va a fortalecer a los cristianos del Emirato”, expresando su creencia de que trabajará para promover la dignidad y los derechos humanos y “para fomentar la cooperación entre el Este y el Oeste”.

El 4 de febrero, el primer día completo del viaje, dedicado al diálogo interreligioso, en la Reunión Interreligiosa Internacional sobre la Paz, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al Azhar firmaron una declaración conjunta sobre la Fraternidad Humana, pidiendo a todas las partes interesadas que promuevan la libertad religiosa, proteger los lugares de culto y ofrecer la ciudadanía a las minorías religiosas.

Durante el discurso del Papa en la Reunión Interreligiosa Internacional sobre Fraternidad Humana, elogió el modelo de convivencia y tolerancia que encontró en los Emiratos Árabes Unidos, pero también hizo referencia al sufrimiento en Yemen, de quien los Emiratos Árabes Unidos han sido aliados de Arabia Saudita en una coalición militar La Guerra Civil que se ha estado librando durante cuatro años contra Irán. Según las estadísticas de la ONU, la crisis humanitaria ha dejado a casi 10 millones de personas muertas de hambre, incluidos muchos niños.

El día siguiente, antes de la partida del Papa, se dedicó a los católicos de la nación árabe, con la primera misa pública en la Península Arábiga. Sostenidos en un espacio público, la Ciudad Deportiva de Zayed, unos 130.000 se habían reunido para ver al Papa, incluyendo a unos 4.000 musulmanes. Un padre y su niño pequeño, Markus, de 4 años, de Kerala, India, viajaron para ver al Papa y le dijeron a ZENIT: “Nos sentimos bendecidos”. Es como tener a Jesús visitando cerca de nuestra casa”.

En la misa, las banderas del Vaticano ondeaban a la izquierda y a la derecha, con niños cantando “¡Papa Francisco, Papa Francisco, Papa Francisco!” Antes de que comenzara la misa, hubo un aplauso masivo cuando los anuncios recordaron a los reunidos lo agradecidos que deberían estar con los Emiratos Árabes Unidos y sus gobernantes, especialmente el príncipe heredero de Abu Dhabi, por hacer este viaje y esta misa, la reunión más grande de cristianos en la península arábiga posible.

Este viaje será seguido por la visita apostólica del Papa a Marruecos, del 30 al 31 de marzo de 2019.

***

Fotos

En el vuelo papal, llegando a los Emiratos, la corresponsal principal de ZENIT en el Vaticano, Deborah Castellano Lubov, saludó al Santo Padre y le pidió que bendijera las imágenes de su pequeño sobrino, Everett, y la pequeña sobrina, Josephine. La imagen de Josephine fue tomada en su reciente bautismo. El Santo Padre se alegró de hacerlo y rezó por encima de los imágenes.

ZENIT estuvo cerca De Francisco nuevamente durante la conferencia de prensa en el aire, cuando respondió a preguntas sobre la “Fraternidad Humana”, firmada entre Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, el Santo Padre subrayó que condena toda forma de terrorismo.

Cuando los periodistas a bordo del vuelo le preguntaron sobre el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos en la guerra contra los rebeldes en Yemen, Francisco expresó que “encontró buena voluntad para iniciar un proceso de paz”.

Traducción de Richard Maher

About Deborah Castellano Lubov

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación