Dona ahora!

Fray Bartolomé de las Casas, hacia los altares

Precursor de los derechos humanos y defensor de los amerindios

SEVILLA, 2 octubre 2002 (ZENIT.org).- Este miércoles se inició en Sevilla, en la parroquia de Santa María Magdalena la causa de beatificación de fray Bartolomé de las Casas (1474-1566), el incansable defensor de los derechos de los amerindios durante el descubrimiento y posterior colonización de América.

En ésta, que fue la antigua iglesia dominica del convento de San Pablo donde Las Casas fue consagrado obispo, en 1544, tras ser promovido al obispado de la diócesis de Ciudad Real de Chiapas, el arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, presidió la liturgia de la Palabra con la cual se abre el proceso canónico que podría culminar en el reconocimiento de sus virtudes por parte de la Iglesia.

La Congregación para la Causa de los Santos otorgó la competencia de aforo a la Archidiócesis de Sevilla para el proceso de canonización del religioso dominico, de cuya causa es postulador el padre Innocenzo Venchi (Roma) y vicepostulador, el padre Fernando Aporta (Sevilla).

Las Casas viajó a lo que se llamaba entonces “las Indias” por primera vez con 28 años, llevado por su padre, que era compañero de viaje de Cristóbal Colón, para trabajar en la hacienda que su progenitor tenía en Haití, al oeste de la isla La Española. Esta isla actualmente está formada por dos países, República Dominicana al este y Haití, de frente a Cuba.

Bartolomé, que ya había estudiado con los dominicos en Salamanca, quedó fuertemente impresionado por la miserable condición en que trabajaban los amerindios en las plantaciones y decidió liberarlos, empezando por los empleados en la explotación de su padre.

Posteriormente entró en la orden dominica en 1522 y pasó los últimos años de formación en Haití. Se quedó en “las Indias” hasta 1547 y, a su regreso a España, ya como obispo siguió su apasionada defensa de los aborígenes del continente recién descubierto, hasta su muerte.

La apertura de la causa de beatificación es el colofón de los actos que se han celebrado este año, en conmemoración del V Centenario (13 de febrero de 1502-13 de febrero de 2002) de su primer viaje a las Indias.

Con este motivo, la provincia dominica de Andalucía, en colaboración con la Junta de Andalucía (gobierno regional), organizó un programa cultural con un ciclo de conferencias y mesas redondas, en el paraninfo de la Universidad y el Ateneo hispalenses.

Según el vicepostulador de la causa, la sesión de apertura en la conmemoración del V Centenario del primer viaje de Fray Bartolome de las Casas puede considerarse «una feliz coincidencia: la primera, porque es el punto de partida de una larga y laboriosa travesía que esperamos culmine exitosamente y, el segundo, porque fue el punto de arranque de una hermosa epopeya, que se escribió a base de lucha y compromiso de por vida en defensa de la libertad y dignidad humanas, que le han ganado la admiración de quienes no comparten sus creencias y la veneración de aquellos otros que, admirándole también, tenemos su mismo credo».

En este tiempo, han sido muchas las personas que, mediante el procedimiento de adhesiones, se han interesado por la marcha de la causa, debido a su constante actividad en favor de los derechos de los indios y los esfuerzos que realizó, a partir de la llamada conversión y predicación del 14 de agosto de 1514, en que desautorizó las encomiendas.

En la causa se pide, en razón de su honestidad y práctica tan elocuente de las virtudes cristianas, sacerdotales y religiosas, el reconocimiento público de las mismas por parte de la Iglesia.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación