Cardenal Castrillón: La ciencia tiene sentido al servicio del hombre

Print Friendly, PDF & Email

Inaugurada en el Vaticano Conferencia Internacional «Salud y sociedad»

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, 16 nov (ZENIT.org).- Si la ciencia no está al servicio del hombre no tiene sentido. Esta es la conclusión a la que llegó el cardenal Darío Castrillón Hoyos, prefecto de la Congregación para el Clero, en la conferencia magistral de la primera sesión de la Conferencia Internacional «Salud y sociedad».

«De nada valdría el esfuerzo de la investigación científica si no se traduce en un esfuerzo más completo al servicio de cada ser humano, en el respeto de su integridad, y en la consideración de su riqueza espiritual», dijo el purpurado colombiano.

El Congreso, organizado por el Consejo Pontificio para los Agentes Sanitarios, cuenta con la participación de unas quinientas personas en representación de 66 países. Entre otros, se siguen las sesiones 15 embajadores ante la Santa Sede, representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y tres ministros de Salud de diferentes países.

El cardenal Darío Castrillón, que afrontó el tema «La medicina hoy a la luz de la Palabra de Dios», explicó cómo la Revelación puede iluminar la realidad del sufrimiento y de la medicina.

«Si somos capaces de leer el sufrimiento a la luz de la Palabra de Dios –aclaró–, sabremos decir: «El sufrimiento pertenece a mis historia, a mi biografía, a la historia y a la biografía de toda la humanidad»».

Ahora bien, para los creyentes, la el sufrimiento tiene un sentido: «La Cruz no es un acontecimiento que se cierra con el Viernes Santo». Tras el viernes llega el Domingo de Resurrección. «Esto es lo que celebramos en Él, en el Señor, en todo el género humano, en toda persona que sufre», explicó el prefecto del organismo vaticano encargado de asistir a los sacerdotes.

Por lo que se refiere a las nuevas fronteras de la medicina, el cardenal reconoció las grandes potencialidades que encierran estos progresos.

«En los últimos años –continuó diciendo el purpurado– se han dado pasos enormes en la penetración de los grandes procesos de la vida humana. Ahora precisamente conocemos mejor al hombre».

Por eso, «ahora que avanzamos en la técnica y en la médica, podemos avanzar también en el respeto de este maravilloso don de Dios», la vida.

Al inaugurar las sesiones del Congreso, el presidente del «Ministerio» del Vaticano para la Salud, el arzobispo mexicano Javier Lozano Barragán, explicó que esta Conferencia tiene como objetivos ofrecer respuestas adecuadas a la actual globalización de la salud, a los interrogantes que plantea la biogenética, expresados por Comités de bioética de muchos hospitales del mundo (en gran parte católicos).

Por último, el encuentro analizará la manera en que se gestionan las instituciones sanitarias católicas, en particular las dirigidas por órdenes o congregaciones religiosas, las cuestiones económicas que de ellas se derivan, así como la colaboración entre estos centros y otros centros sanitarios, ya sean públicos o privados.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }