Juan Pablo II visita el Nacimiento de los Barrenderos de Roma

Print Friendly, PDF & Email

Una reconstrucción de la Palestina de hace 2000 años

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, 7 ene 2001 (ZENIT.org).- En la monumental ciudad de Roma, con centenares de nacimientos en todas sus Iglesias y lugares públicos, Juan Pablo II visitó sin embargo en la tarde de hoy el precioso nacimiento realizado por los barrenderos de la ciudad.

Se trata de una cita ya típica del período navideño para Juan Pablo II, a quien desde inicios de su pontificado le gusta abandonar los muros vaticanos para visitar esta pequeña obra de arte situada en el barrio Aurelio, cerca del Vaticano, por manos de empleados municipales de la limpieza.

La mágica atmósfera y el escenario agreste del nacimiento de Jesús son reproducidos fielmente en el Nacimiento de los Barrenderos, como ya se le conoce en Roma. No falta nada: los pastores, las callejuelas, los manantiales de agua y las grutas excavadas en la roca…

Una vez superada la entrada de madera, abierta a todo el público, el Papa pudo sumergirse en el escenario palestino de hace dos mil años.

La idea le vino a Giuseppe Ianni, barrendero, quien la ha hecho realidad desde 1972. De hecho, hoy ya está jubilado. Entre sus ilustres visitantes se encuentran Pablo VI, quien comenzó a visitarlo en 1974, y la Madre Tersa de Calcuta.

El señor Ianni recordaba hoy en declaraciones a los micrófonos de «Radio Vaticano»: «Pablo VI, al ver el Nacimiento, dijo: «¡Qué maravilla!». Y Juan Pablo II ha añadido: las piedras de esta obra no han sido colocadas con cemento, tienen que quedar unidas por nuestro amor y nuestro cariño».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }