El presidente de El Salvador pide renegociar la deuda externa del país

España se convierte en el primer país en aceptar la propuesta

Share this Entry

SAN SALVADOR, 23 enero 2001 (ZENIT.org).- El presidente de la República de El Salvador, Francisco Flores, envió ayer un SOS a los países con los que El Salvador mantiene una deuda.

El mandatario pidió, en concreto, obtener plazos más largos, condiciones más holgadas de pago e incluso una condonación, para poder enfrentar la situación generada por el devastador terremoto del 13 de enero.

«El Salvador va a pedir una reestructuración de su deuda… intentar la condonación de lo que se pueda condonar», asegura el mandatario en declaraciones publicadas hoy por el diario «La prensa gráfica».

Agregó además que, bajo la condición actual de la deuda, El Salvador no podría sobreponerse del impacto generado por la tragedia del sismo.

De hecho, el presidente de España, José María Aznar, junto a Enrique Iglesias, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, propuso crear un grupo consultivo que permita reducir lo más posible el impacto del compromiso que El Salvador ha contraído con sus acreedores.

De este modo, España se convirtió ayer en el primer país que ofrece a El Salvador negociar la condonación de su deuda externa bilateral.

El anuncio fue hecho por el cónsul de España en El Salvador, Bernabé Aguilar, y Alejandro Lago, jefe de la Unidad de Emergencia de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

El presidente Flores indicó que el monto alcanza los 30 millones de dólares, y no mostró objeción para iniciar los trámites y formalizar el ofrecimiento español.

La cifra de damnificados por el terremoto del 13 de enero superó ayer el millón de personas, según el Comité de Emergencia. De hecho, uno de cada seis salvadoreños se ha visto afectado por sismo

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")