Afganistán: Comienza el proceso contra los cristianos cooperantes

Print Friendly, PDF & Email

Clausuradas dos ONG cristianas y expulsados sus voluntarios

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

KABUL, 4 septiembre 2001 (ZENIT.org).- El jefe del Tribunal Supremo de Justicia, Mawlawi Noor Mohammad Saqib, anunció este martes el inicio del proceso contra los ocho cooperantes humanitarios occidentales, acusados de propagación del cristianismo en Afganistán.

Los ocho cooperantes extranjeros (dos estadounidenses, dos australianos, cuatro alemanes), así como sus 16 compañero afganos, de la organización no gubernamental ««Shelter Now International», fueron detenidos entre los pasados 3 y 5 de agosto.

La Policía religiosa les acusó de poseer varios miles de documentos en lenguas locales sobre el cristianismo.

Según las reglas en vigor en el país, cualquier afgano que renuncie a su religión o que intente convertir a un patriota puede llegar a ser condenado a muerte. Sin embargo, para los extranjeros este delito puede ser penado con una estancia en prisión seguida de la expulsión del país.

El principal juez del régimen talibán, Mawlawi Noor Mohammad Saqib, aclaró que no se sabe por el momento cuánto tiempo durará el proceso.

Por otra parte, el régimen de los estudiantes islámicos (talibán) de Afganistán ha clausurado las oficinas de dos organizaciones no gubernamentales (ONG) cristianas, bajo la acusación de estar relacionadas con los miembros de la ONG «Shelter Now International» (SNI), encarcelados por proselitismo cristiano, según informa la agencia Reuters.

Agentes de seguridad talibán dijeron haber cerrado las oficinas de «International Assistance Mission» (IAM) y de «Serve» por orden del Ministerio de Asuntos Exteriores.

«No queda nadie allí y no tenemos derecho de dejar volver a ningún extranjero. Todos los extranjeros se han ido esta mañana cuando cerramos sus oficinas», dijo un guardia talibán.

IAM está presente en Afganistán desde 1965 y la mayor parte de sus empleados extranjeros vinieron con su familia. La ONG mantenía proyectos sanitarios y médicos. Las puertas de los locales de las dos asociaciones han sido clausuradas con el sello del Ministerio de Asuntos Exteriores, sin que se sepa el paradero del personal. Los responsables talibán indicaron en privado no haber realizado ningún arresto y haber dado tres días a los extranjeros para abandonar el país.

Las dos organizaciones estaban financiadas por Iglesias o comunidades cristianas. Los talibán indicaron haber comprobado la existencia de cooperación entre ellas y SNI.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }