La Santa Sede invita a la UNESCO a dar un salto de reflexión ética

Print Friendly, PDF & Email

Propone a la organización de la ONU una reflexión sobre los grandes desafíos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

PARÍS, 22 octubre 2001 (ZENIT.org).- «Favorecer el diálogo entre las culturas» es la propuesta que presentó el observador permanente de la Santa Sede al intervenir ante en la Conferencia general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El encuentro, que se celebra en París del 15 de octubre al 3 de noviembre, ofrece la oportunidad para reflexionar sobre los «problemas, fracasos y tareas» heredados por esta organización internacional desde el final de la segunda guerra mundial para construir «en el espíritu de los hombres la defensa de la paz».

El jefe de la delegación vaticana, el arzobispo Lorenzo Frana, quien tomó la palabra el pasado 19 de octubre, consideró, por este motivo, que la UNESCO debe dar un salto de calidad para desempeñar «el papel de catalizador, a través de la profundización de la reflexión ética sobre argumentos precisos: vida, pobreza, humanización de las ciudades, economía, nuevas tecnologías y sobre todo, globalización».

En pocas palabras, monseñor Frana, quien lleva 26 años como observador permanente de la Santa Sede ante la UNESCO, propuso a esta institución afrontar seriamente las cuestiones éticas del momento. La pregunta debe ser «¿Qué hay que hacer para actuar bien?», reconoció, «manteniendo fija la mirada sobre el hombre, la dignidad de toda persona y la relación entre verdad y libertad para dar una respuesta convincente a las cuestiones fundamentales».

Por ejemplo, a la hora de analizar la respuesta a los atentados del pasado 11 de septiembre contra Estados Unidos, el representante del pontífice afirmó: «Si bien es el deber de los Estados luchar para eliminar el terrorismo, nuestro deber como sociedad civil y sobre todo como UNESCO consiste en hacer todo lo posible para que el futuro sea el diálogo de culturas».

De este modo, concluyó, se puede «construir «la paz sobre la tierra», título de una encíclica del beato Papa Juan XXIII, quien fue el primer observador permanente de la Santa Sede ante la UNESCO».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }