Los líderes religiosos en Rusia piden revisar su situación fiscal

Print Friendly, PDF & Email

Reunión de la Comisión Consultiva Interconfesional Cristiana

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MOSCU, 3 febrero 2002 (ZENIT.org).- Los líderes de las diferentes religiones en Rusia han mostrado su deseo de dialogar con las instituciones estatales para mejorar la situación fiscal de las confesiones religiosas.

Lo ha anunciado el patriarcado de la Iglesia ortodoxa rusa en un comunicado en el que informa sobre las conclusiones de la sesión de la Comisión Consultiva Interconfesional Cristiana (CICC) que se celebró el pasado 24 de enero en el Departamento para las Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú.

Asistieron el metropolita Kirill, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa; el arzobispo Tadeusz Kondrusiewicz, administrador apostólico de los católicos de rito latino en la Rusia europea; V. S. Pudov, presidente de la Representación en Moscú de la Iglesia Evangélica Luterana en Rusia, Ucrania, Kazajstán y Asia Central; I. Alisov, representante de la Iglesia Evangélica Luterana en Rusia; V. M. Murza, presidente de la Unión Evangélica en la Federación Rusa y V. V. Vitko, director de relaciones públicas de la parte occidental de Rusia de la Iglesia Adventista.

En el encuentro, se afrontó la necesidad de implementar el capítulo 25 de la segunda parte del Código Fiscal de la Federación Rusa, que impone impuestos a las actividades de las organizaciones religiosas.

En este sentido, se adoptó un texto de carta dirigida al presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin, al portavoz de la Duma federal G. Seleznev, y al presidente del Consejo de la Federación S. Mironov.

El documento subraya la necesidad de mejorar el mecanismo de diálogo entre el Estado y las organizaciones religiosas y de trabajar con los órganos del Estado en asuntos de impuestos.

Se acordó celebrar una mesa redonda el 17 de abril de 2002 en la que tomen parte estudiosos, representantes del poder estatal y organizaciones religiosas.

Se acordó también celebrar el próximo otoño una conferencia sobre los problemas de la integridad de la vida y la naturaleza humana (en relación con los problemas de la clonación, ingeniería genética, abortos e inteligencia artificial).

Por último, los líderes religiosos expresaron su seria preocupación sobre la amenaza a la dignidad humana, derechos y libertades, que representan las nuevas oportunidades de control electrónico de la vida privada de los ciudadanos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }