Uganda: Juzgados y ejecutados en un día presuntos asesinos de un misionero

Print Friendly, PDF & Email

Los misioneros de Mill Hill condenan la ejecución de dos soldados

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

KAMPALA, 26 marzo 2002 (ZENIT.org).- Dos soldados ugandeses, condenados a muerte por el asesinato de un sacerdote irlandés y de dos de sus colaboradores, fueron fusilados este lunes. Los religiosos de Mill Hill han condenado este procedimiento.

La ejecución tuvo carácter público, según han informado fuentes misioneras a Zenit. El caporal James Omediyo y el soldado Abdullah Mohammed habían sido juzgados este mismo lunes por un tribunal marcial que les declaró culpables de haber matado el 21 de marzo al padre Declan O´Toole, de 31 años, misionero de la congregación de Mill Hill.

Junto al religioso, fueron asesinados también su conductor y un empleado de su parroquia, en el distrito de Kotida, en la región de Karamoja.

Testigos de la agencia misionera Misna revelan que los dos soldados fueron encapuchados, atados a árboles, y ejecutados ante unas mil personas.

Un portavoz del ejército ugandés ha explicado que se trató de un crimen que se debe únicamente a la iniciativa personal de los dos soldados, y que las Fuerzas Armadas como institución no quedaron involucradas.

Otra fuente del Ejército, que ha pedido mantener el anonimato, ha revelado a la agencia AFP que el presidente ugandés Yoweri Museveni y altos responsables ugandeses habían sido consultados por las Fuerzas Armadas antes de la ejecución.

Los misioneros de Mill Hill han hecho pública su turbación a través de un comunicado por la manera en que ha tenido el proceso por el homicidio de su hermano en religión, el padre O’Toole.

La Sociedad Misionera de Mill Hill, si bien expresa la satisfacción por la voluntad demostrada por el Ejército irlandés de hacer justicia, condena «la manera en que se ha procedido», que además «sólo alimenta dudas sobre la culpabilidad de los imputados».

De hecho, recuerda la agencia Misna, en el pasado el misionero asesinado ya había recibido golpes y amenazas por parte de miembros del ejército.

El padre O’Toole había nacido el 2 de febrero de 1971 en Headford (Galway, Irlanda). Ordenado sacerdote en junio de 1997, había sido enviado a Karamoja como primera misión. Sus hermanos en religión recuerdan su generosidad y el celo que demostró por promover la paz y la reconciliación en Uganda.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }