Un curso ayuda a descubrir la religiosidad en los niños

Ilustra los itinerarios infantiles hacia Dios

Share this Entry

BARCELONA, 6 noviembre 2002 (ZENIT.org).- El curso «Construir con los niños itinerarios hacia Dios» propuesto por la Fundación Claret-Comunicación y Experiencia Cristiana, inició este 4 de noviembre en Barcelona como herramienta para colaborar en la educación infantil en el sentido religioso.

Ideado para padres y educadores, quiere ayudar a plantear las condiciones oportunas para desarrollar la experiencia de Dios en los niños y proponer pautas y recursos que orienten los padres y educadores.

Los responsables del curso son Francesc Torralba, filósofo y teólogo, y Lourdes Monfort, educadora.

Zenit ha preguntado a Francesc Torralba quiénes son los principales responsables en la educación del sentido religioso. «En sentido amplio son los padres –responde–. Educar es una práctica de dominio de la contingencia y el principal responsable para realizarla es quien trae un hijo al mundo», recuerda este doctor en filosofía y en teología.

El filósofo Torralba Roselló, que es padre de cuatro hijos, afirma que «para educar en la experiencia de Dios es esencial superar los prejuicios que inevitablemente hay en la mente de todo educador».

También es necesario llegar a «formulaciones simples y claras» que requieran una profundización circular a lo largo del tiempo.

Hay diversos itinerarios hacia Dios, matiza Torralba. Así, los padres deben ser fieles a su tradición simbólica y religiosa e iniciar a sus hijos en esta perspectiva. Posteriormente, los mismos hijos tendrán la responsabilidad de seguir sus itinerarios espirituales.

«La pretendida neutralidad educativa en este aspecto –puntualiza–, es una falta de implicación en la tarea educativa».

Además, en el despliegue de este itinerario es necesario tener en cuenta varios elementos, recuerda este filósofo, en particular «los elementos intelectivos (sin caer en intelectualismo), los elementos emocionales (sin caer en el emocionalismo), y los elementos rituales y simbólicos (sin caer en ritualismo)».

Un ejercicio difícil que fácilmente puede decantarse hacia uno de los extremos, reconoce Francesc Torralba.

El curso que enseña cómo encaminar adecuadamente a los niños hacia Dios finaliza el 23 de noviembre. Para más información: http://www.claret.es/fundacio.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")