Juan Pablo II: El Adviento llama a salir al encuentro de Cristo

Dedica el «Angelus» a meditar en el mensaje de Juan Bautista

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 7 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Publicamos las palabras que pronunció Juan Pablo II este domingo a mediodía antes de rezar la oración mariana del «Angelus» junto a miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.

* * *

1. «Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas» (Lucas 3, 4).

En el segundo domingo de Adviento resuena con vigor esta invitación de san Juan el Bautista. Grito profético que sigue teniendo repercusión a través de los siglos.

Lo experimentamos también en nuestra época, mientras la humanidad sigue su camino a través de la historia. A los hombres del tercer milenio, en busca de serenidad y de paz, les muestra el camino que hay que recorrer.

2. Toda la liturgia de Adviento hace eco al precursor, invitándonos a salir al encuentro de Cristo que viene para salvarnos. Nos preparamos para volver a evocar el nacimiento, que tuvo lugar en Belén hace unos dos mil años; renovamos nuestra fe en su venida gloriosa al final de los tiempos. Nos disponemos, al mismo tiempo, a reconocerlo presente entre nosotros: de hecho, él nos visita también en las personas y en los acontecimientos cotidianos.

3. Nuestro modelo y guía en este itinerario espiritual típico de Adviento es María, quien es bienaventurada con mayor razón por haber creído en Cristo que por haberle engendrado físicamente (Cf. San Agustín, Sermón 25,7: PL 46, 937). En ella, inmaculada de todo pecado y llena de gracia, Dios encontró la «buena tierra» en la que sembró la semilla de la nueva humanidad.

Que la Virgen Inmaculada, solemnidad que nos disponemos a celebrar mañana, nos ayude a preparar bien «el camino del Señor» en nosotros mismos y en el mundo.

[Después de rezar el «Angelus», el Papa pronunció este saludo a los peregrinos]

En preparación de la Santa Navidad, el jueves próximo, 11 de diciembre, a las 17,00, en la basílica de San Pedro, tendrá lugar la santa misa para los estudiantes de las universidades de Roma. Queridos jóvenes universitarios, os espero en gran número junto a vuestros amigos de otros países europeos, presentes en Roma, para reflexionar juntos sobre la contribución que hay que ofrecer a la construcción del futuro de Europa.

A todos vosotros, queridos peregrinos, os deseo un feliz domingo y una feliz fiesta de la Inmaculada.

[Traducción del original italiano realizada por Zenit]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")