La violencia no ha resuelto nada, clama el patriarca latino en Belén

En la Misa del Gallo, pide a los líderes israelíes y palestinos el martirio por la paz

Share this Entry

BELÉN, 25 diciembre 2003 (ZENIT.org).- En la Misa de Noche Buena celebrada en Belén el patriarca latino de Jerusalén, Michel Sabbah, lanzó un apremiante llamamiento a la paz tras tres años de catastrófica violencia en la tierra santa para judíos, musulmanes y cristianos.

«Si los jefes quisieran servir verdaderamente a sus pueblos deberían tener el valor de tomar decisiones de paz, aunque estas decisiones les llevaran al martirio», afirmó.

La homilía del patriarca se convirtió en una evocación del dolor que palestinos e israelíes han tenido que soportar este año a causa de la agudización del conflicto armado.

«Y lo peor es que todos estos sacrificios no han cambiado nada: el pueblo israelí sigue viviendo en la inseguridad y el miedo, y el pueblo palestino sigue pidiendo su tierra y su libertad. Y ahora se construye un muro de separación», denunció.

Su llamamiento se dirigió también «a los líderes religiosos de las tres religiones» de Tierra Santa, que «deberían tener el valor necesario para decir juntos: la ocupación es un mal y el derramamiento de sangre inocente es un mal. Dos males que deben ser detenidos».

En la celebración eucarística participaron diplomáticos, autoridades políticas y civiles palestinas, aunque Yassir Arafat volvió a estar ausente –su silla quedó vacía– pues se lo sigue impidiendo el gobierno israelí.

Concelebró la eucaristía el ministro general de la Orden de los Frailes Menores, el padre José Rodríguez Carballo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")