Juan Pablo II nombra nuevo obispo para Añatuya (Argentina)

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 4 marzo 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha nombrado obispo de Añatuya, al padre Adolfo Armando Uriona, de 48 años, religioso de la Pequeña Obra de la Divina Providencia (Obra de Don Orione), según informó este jueves la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Share this Entry

La diócesis de Añatuya, en la provincia de Santiago del Estero, estaba vacante desde el 8 de noviembre de 2002, cuando el obispo diocesano, monseñor Antonio Baseotto, fue trasladado al obispado castrense, recuerda la agencia católica de noticias argentina AICA.

Con el nombramiento del padre Uriona, la Pequeña Obra de la Divina Providencia, a dos meses de la canonización de su fundador el beato Luis Orione, tendrá en la Argentina su segundo obispo. El otro es monseñor Miguel Mykycej, obispo de la eparquía ucrania.

El padre Armando Adolfo Uriona nació en Mar del Plata el 27 de mayo de 1955. Muy joven entró en la Pequeña Obra de la Divina Providencia y desde 1973 hasta 1976 cursó los estudios de Filosofía en el Seminario de La Plata. A partir de 1977 hasta 1980 frecuentó los estudios de Teología en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires (Villa Devoto).

Emitió la primera profesión en la Pequeña Obra de la Divina Providencia el 10 de marzo de 1974 y la profesión solemne (votos perpetuos) el 8 de marzo de 1979.

El padre Uriona fue ordenado sacerdote el 28 de junio de 1980 en Mar del Plata. Obtuvo la licenciatura en Teología, con especialización en Eclesiología, en 1985.

Desde su ordenación ocupó sucesivamente los siguientes destinos: de 1981 a 1984, vicario parroquial en Nuestra Señora de la Guardia, de Victoria, provincia de Buenos Aires; durante dos períodos (de 1985 a 1986 y de 1988 a 1997) vicedirector del Instituto Filosófico-Teológico Villa Tupasy, de San Miguel, provincia de Buenos Aires; en los años 1987 y 1988 director del Instituto Don Orione de Victoria.

En 1997 fue elegido Provincial de la Pequeña Obra de la Divina Providencia en la Argentina, cargo que ocupó hasta el año 2003.

La diócesis de Añatuya, creada por Juan XXIII el 10 de abril de 1961, ocupa la mitad de la provincia de Santiago del Estero al este del río Salado, abarcando una superficie de 68.000 kilómetros cuadrados con una población de unos 140.000 habitantes, de los cuales el 90% se profesa católico, informa AICA

Según la Guía Eclesiástica Argentina (edición 2001) la diócesis cuenta con 23 parroquias, 234 iglesias y capillas no parroquiales, 33 sacerdotes (20 diocesanos y 13 religiosos), 11 hermanos (religiosos no sacerdotes), y 139 religiosas. Hay unos 15 seminaristas, y 25 centros educativos de niveles primario, medio y de capacitación laboral.

El padre Uriona será el tercer obispo de Añatuya. El primero fue monseñor Jorge Gottau, redentorista, que inició su ministerio pastoral en octubre de 1961 y renunció por edad en diciembre de 1992; el segundo fue monseñor Baseotto, también redentorista, quien rigió pastoralmente la grey de Añatuya desde diciembre de 1992 hasta su traslado al obispado castrense en noviembre de 2002.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación