Congreso internacional en Roma sobre Rhaner, gran teólogo del siglo XX

Print Friendly, PDF & Email

ROMA, viernes, 5 marzo 2004 (ZENIT.org).- Cien años después de su nacimiento y veinte después de su muerte, teólogos de todo el mundo han recordado en Roma a Karl Rahner, considerado como uno de los teólogos más influyentes del siglo XX.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Entre este jueves y viernes, la Universidad Pontificia de Letrán, ha querido con un congreso internacional «releer el pensamiento de Karl Rahner». No pretende sólo celebrar al teólogo sino también hacer una «lectura crítica de su teología para determinar la actualidad de su pensamiento», según explicaron los organizadores.

Entre los participantes, se encontraba el cardenal Crescenzio Sepe, prefecto de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos, y el arzobispo Angelo Amato, secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El profesor Kart-Heinz Neufeld, de la Universidad de Innsbruck, en el contexto del congreso ha explicado a Zenit que una de las grandes aportaciones de Rahner es que para el teólogo alemán la teología sirve a la vida.

«El discurso de Rahner tiene relación con la vida, es un servicio y una ayuda a la masa que pierde la relación con la Iglesia porque no ve qué tiene qué ver ésta con la vida», señala. «En él vemos como la teología dogmática y la espiritualidad están ligadas».

Monseñor Ignazio Sanna, pro-rector de la Universidad Pontificia de Letrán y organizador del encuentro, subraya la importancia que la dimensión trinitaria ha tenido en el pensamiento del jesuita alemán, «sumamente fecunda» para hoy.

«Libera al creyente de actitudes de exclusión del otro y le abre a una espiritualidad de comunión», afirma.

Con sus formulaciones «originales y controvertidas» sobre el hombre como «Oyente de la Palabra» (título de una de sus célebres obras de 1941) y como «cristiano anónimo» ha tratado de «ampliar los caminos de la salvación», ideas que serían recogidas por el Concilio Vaticano II, en el que el teólogo participó como perito.

Otros de los elementos innovadores que cita monseñor Sanna son la aplicación de la dimensión antropológica a la cristología y el «valor para plantear preguntas teológicas a la ciencia e interrogantes científicos a la teología».

Otras intuiciones de Rahner han pasado a la vida ordinaria de la Iglesia, hasta el punto de que hoy es difícil comprender su importancia y las dificultades que causaron al autor.

Por ejemplo, Sanna cita la concelebración de la misa (hoy día un hecho normal) y la denuncia de la clericalización de los laicos.

Para Sanna, un aspecto ya superado del pensamiento de Rahner es «el método trascendental». «Hoy en teología hay más atención por la Escritura y la historia, y se parte de ellas», afirma.

Para Rosino Gibellini, teólogo y autor de una «Historia de la teología del siglo XX», la visión de Rhaner sobre «el a priori, sobre la trascendentalidad», planteamiento influenciado por Kant, ha quedado «caducado».

La lección que deja Rahner, según Gibellini, es la incidencia que tiene sobre el hombre toda afirmación de la fe. «Aunque hable de los ángeles», decía Rhaner. Ha sido el teólogo del siglo XX «que más ha encarnado la alianza entre razón y fe».

El cardenal Karl Lehmann, obispo de Maguncia y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, introduce el libro «Karl Rahner. La actualidad de su pensamiento» publicado por la editorial Herder en España en el que constata cómo para este teólogo «biografía y trabajo teológico son indisolubles», y subraya que «amó profundamente la Iglesia».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }