Una Plataforma para defender la asignatura de Religión ante el pensamiento único

Entrevista con uno de sus impulsores, Alejandro Quintana

Share this Entry

VALENCIA, jueves, 25 marzo 2004 (ZENIT.orgVeritas).- El pasado 8 de marzo, se constituyó la Plataforma contra el Acoso a la Asignatura de Religión, que agrupa a profesores y padres de alumnos, y que en muy poco tiempo ha conseguido un fuerte apoyo de la comunidad educativa (www.vozclasereligion.org).

Con este motivo, la agencia Veritas ha entrevistado a uno de sus impulsores, Alejandro Quintana.

–La Plataforma contra el Acoso a la Asignatura de Religión ha conseguido cinco millones de adhesiones en un tiempo récord. ¿De dónde provienen?

–Alejandro Quintana: Bueno, provienen del conjunto de personas que están asociadas en las diferentes agrupaciones que han mostrado su apoyo a la Plataforma. Entre las diferentes asociaciones están CONCAPA (Confederación Nacional Católica de Padres), que engloba a 3.000.000 de padres de toda España, repartidos en 51 federaciones y FERE (Federación Española de Religiosos de Enseñanza), que cuenta con 1.037.000 alumnos en 1.872 centros.

También CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza) y Educación y Gestión, Patronal de la enseñanza, que representa a 2.500 empresas del sector educativo y cuyos 5.800 colegios representa el 80% de la enseñanza privada y el 30 % del total.

Por otra parte, 62 colegios diocesanos de la archidiócesis de Valencia, con 25.000 alumnos; APPRECE (Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales), multitud de personas individuales y diferentes asociaciones y colegios han mostrado su apoyo a esta Plataforma.

Seria muy extenso nombrar todas y cada una de las asociaciones, pongo sólo el ejemplo de un centro de Alicante, el colegio «Aitana», en el que el conjunto del Claustro docente, las 596 familias que forman el centro y toda la dirección del mismo, nos ha apoyado y animado a continuar en este camino.

Estos mensajes son los que realmente hacen que nos demos cuenta de que estamos en el buen camino, de que era necesaria una Plataforma como ésta para defender el derecho de tantos padres que eligen la asignatura de religión para sus hijos, y de que debíamos elevar nuestra voz para que fuera escuchada.

–¿Cómo se está organizando la Plataforma Nacional contra el Acoso de la Asignatura de Religión?

–Alejandro Quintana: La plataforma está constituida por padres, profesores y aquellas personas que se adhieren. Tiene distintos departamentos: el de contenidos, que trata de todos los temas de pensamiento, el jurídico, encargado del desarrollo del estado de las leyes y de su apreciación en este campo, el de medios de comunicación y la página web, que tiene gran importancia.

–¿Cuáles son las primeras actuaciones de la nueva entidad?

–Alejandro Quintana: Primero, convencer a los Claustros de profesores de la importancia del Área Sociedad, Cultura y Religión. También hacer presente este pensamiento de libertad de educación en los medios de comunicación y organizar nuevas Plataformas en comarcas, pueblos y comunidades unidas a la Plataforma Nacional.

Por otra parte, trabajar en la página web de la plataforma, que pretende convertirse en un punto de información y documentación para padres de alumnos y profesores de religión principalmente, pero también para cualquier persona, sobre la problemática que hay, desde nuestro punto de vista, sobre el área de Sociedad, Cultura y religión y la legislación.

Además, en nuestro espacio de internet queremos exponer toda la documentación que vayamos recogiendo sobre este tema, ofrecer un lugar de réplica de dudas y de encuentro de las personas que quieran apoyar o mostrar su opinión y facilitar la creación del pensamiento propio que emana de los contenidos curriculares del área.

–¿Qué obstáculos y que facilidades está encontrando la Plataforma?

–Alejandro Quintana: Facilidades, el apoyo del Arzobispado de Valencia, en la persona del presidente de la Comisión de Enseñanza y Educación Católica, José Luis Sánchez García, que nos ha acompañado durante este inicio animándonos y sugiriéndonos ideas.

También destaco el apoyo explícito del Arzobispo de Valencia Agustín García-Gasco, que nos recibió el pasado 2 de marzo, mostrándose muy interesado por nuestras acciones y proyectos de futuro, y nos invitó a seguir nuestra labor con más fuerza e interés, y a no perder nunca de vista el objetivo principal de nuestra plataforma: defender el derecho a una educación integral en la escuela que incluya el hecho religioso, y donde los padres que lo deseen puedan elegir la opción católica, como muestra de respeto a la libertad de educación y de pensamiento.

Por último, valoramos el apoyo de diversas asociaciones así como también del conjunto de profesores de religión de la provincia de Valencia y de algunos sindicatos que ya antes habían mostrado su preocupación por los problemas del colectivo de maestros de religión.

Respecto a los obstáculos, algún partido político y asociaciones han iniciado la campaña de desprestigio contra la asignatura de Religión, y algunos claustros de profesores se han puesto a favor de éstos.

También hemos sufrido los primeros ataques a la plataforma por parte de alguna persona que ha intentado dañar nuestra imagen enviando mensajes en forma de correo no deseado («spam») a personas no afines a la plataforma, para provocar un clima de crispación, y ataques contra la Plataforma.

–¿Cómo surgió el proyecto de crear la plataforma?

–Alejandro Quintana: Al comienzo de curso, un sindicato, secundado por algún partido político y diversas asociaciones, lanzó a los claustros de profesores de los centros públicos la posibilidad de que se debatiera la opción de no impartir el área de Sociedad Cultura y Religión el siguiente curso.

Esto provocó que algunos profesores se sintieran desamparados ante la gravísima intromisión en los derechos de los padres y de esos alumnos que se pretendía hacer y se pensaron algunas soluciones.

Nos reunimos preocupados por el cariz que tomaba el asunto: votaciones en claustros y en AMPAS, amenazas veladas, etcétera, y con el apoyo y asesoramiento de la comisión de Enseñanza, que desde el principio estuvo con nosotros, decidimos crear esta plataforma.

–¿Por qué existe tanta polémica con la enseñanza de la religión?

–Alejandro Quintana: Quien crea esta polémica busca la igualdad de un pensamiento único y el detrimento de la libertad de Conciencia de la persona y de Educación. Y sin embargo la Escuela la pagamos todos.

De igual manera se habla de la importancia de la educación integral, pero sin la Religión no es posible la Educación Integral.

–¿En que se diferencian los problemas de la escuela pública y de la privada, respecto a la asignatura de religión?

–Alejandro Quintana: En primer lugar nosotros no hablamos de Escuela Privada sino de Escuela de Iniciativa Social Pública no Estatal. Cada padre tiene derecho a elegir el centro donde estudiarán sus hijos libremente, siendo que la Educación es pagada por esos padres y es un derecho que se recoge en la Constitución.

En segundo lugar, de momento, la Escuela de Iniciativa Social no estatal, encuentra menos problemas que la Pública Estatal para garantizar los derechos de todos, aunque la Escuela de Iniciativa Social Pública no Estatal tiene gravísimos problemas económicos, pues los muchísimos colegios que están situados en barrios y poblaciones de escaso nivel económico deben hacer muchos esfuerzos para mantener estos centros que garantizan la libertad y pluralidad de opinión.
< br> –A pesar de los anuncios del PSOE de impedir la aplicación de la LOCE, el gobierno valenciano tiene la intención de aplicar la única normativa que hay, «a la espera de lo que ocurra», en palabras del «conseller» de educación Esteban González Pons, quien también ha dicho que si el PSOE cambia la Ley, no será antes de dos años, por lo que no se puede paralizar el desarrollo educativo. ¿Ha afectado a la plataforma de alguna manera el cambio de gobierno en España?

–Alejandro Quintana: La verdad es que estamos a la espera de acontecimientos, porque aunque abundan las declaraciones, todavía no hay, ni puede haber nada en concreto. La ley actual es la que hay, y no ha sido derogada, y nos ceñimos a los contenidos de la misma.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")