Cuba: A pesar de las dificultades, la evangelización se hace más intensa

Print Friendly, PDF & Email

El principal desafío, la formación de consagrados y laicos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 12 mayo 2004 (ZENIT.org).- A pesar de la difícil situación política y económica de Cuba, la Iglesia católica registra «tendencias positivas», constata uno de sus obispos.

Monseñor Emilio Aranguren Echeverría, obispo de Cienfuegos y secretario general de la Conferencia de Obispos Católicos Cubanos, hizo un balance de la situación del cristianismo en la isla al visitar la sede Ayuda a la Iglesia Necesitada en Königstein (Alemania).

«Cada vez están siendo bautizados más niños; el sacramento de la unción de los enfermos está administrándose cada vez más y las misas de funeral son celebradas más frecuentemente. Hay también una creciente aspiración vocacional entre los jóvenes», explicó el prelado.

«El mayor desafío para la Iglesia en Cuba es una formación integral de sacerdotes, religiosos y laicos», añadió el prelado de 53 años de edad.

Por lo que se refiere a las necesidades de los cubanos, monseñor Aranguren señaló la «creciente pobreza».

Según el obispo, el 10 por ciento de la población vive en un estado de bienestar, el 40 por ciento «sobrevive», el 30 por ciento vive en la necesidad y el 20 por ciento en la extrema pobreza.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }