Carta de los obispos a la Cumbre Eurolatinoamericana de Guadalajara

BRUSELAS/BOGOTÁ, viernes, 28 mayo 2004 (ZENIT.org).- Los representantes de los obispos católicos de Europa y América Latina han enviado una carta a la Cumbre Eurolatinoamericana en la que piden estrechar las relaciones entre las dos regiones y orientarlas según una dimensión ética y espiritual.

Share this Entry

La misiva episcopal ha sido enviada al encuentro de gobernantes de 58 países que comenzó este viernes en la ciudad mexicana de Guadalajara.

El objetivo de la Cumbre es promover la asociación estratégica entre ambas regiones e impulsar los procesos de desarrollo e integración social.

Los secretarios generales de la Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE) y del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) piden a los líderes políticos reconocer la importancia de valores comunes y de un fundamento espiritual para la cohesión social.

Los representantes de los episcopados europeos y latinoamericanos subrayan que ambas regiones comparten la herencia de la fe cristiana.

Reconocen que la «extrema pobreza» en Latinoamérica es un desafío prioritario que exige «urgentes reformas», especialmente, a través de una «mayor inversión en educación y formación».

Los prelados piden, por este motivo, intensificar las «formas de cooperación» en áreas como «la investigación y la educación».

Los obispos piden a las élites privilegiadas, en particular a las de América Latina, que tomen conciencia de su «responsabilidad para reducir las desigualdades», poniendo a disposición algo de su bienestar, «por ejemplo, aceptando un justo y progresivo sistema fiscal» y «no evadiendo los impuestos».

Por su parte, piden a la Unión Europea que cambie sus injustas políticas de acceso a los mercados y de subsidios, especialmente en el sector agrícola.

Los secretarios generales de los episcopados subrayan la necesidad de promover formas de integración regional que ofrezcan algo más que libre comercio, y para las dos regiones sugieren trabajar juntas en la edificacion de sistemas más trasparentes del gobernancia global.

Concluyen confirmando el compromiso de la Iglesi católica, tanto en Europa como en América Latina, por trabajar a favor del bien común gobal.

La carta, está firmada en Bruselas y Bogotá por el obispo Andrés Stanovnik O.F.M., secretario general del CELAM, y por monseñor Noël Treanor, secretario general de la COMECE.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación