George W. Bush se dirige al Papa como «fuerte símbolo de libertad»

Al entregarle el reconocimiento civil más alto de los Estados Unidos

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 4 junio 2004 (ZENIT.org).- El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, agradeció este viernes a Juan Pablo II el que se haya convertido en «fuerte símbolo de libertad» capaz de «cambiar sociedades y de cambiar el mundo».

El jefe de Estado pronunció estas palabras antes de entregar al obispo de Roma la «Medalla presidencial de la libertad», el reconocimiento civil más alto de esa nación, al concluir su visita al Vaticano.

«Le traigo el saludo de nuestro país, en el que usted es respetado, admirado y sumamente querido», comenzó diciendo el presidente al dirigirse al Papa.

«Le traigo también un mensaje de mi gobierno que le dice a usted, excelencia, que trabajaremos por la libertad humana y por la dignidad humana para promover la paz y la compasión, que apreciamos el fuerte símbolo de libertad que usted ha supuesto y reconocemos el poder de libertad para cambiar sociedades y cambiar el mundo», añadió.

Bush quiso leer personalmente la mención oficial que acompañaba a la medalla.

«Un ferviente servidor de Dios, Su Santidad Juan Pablo II, ha capitaneado la causa de los pobres, los débiles, los hambrientos y los marginados», decía el texto.

«Ha defendido la dignidad exclusiva de cada vida humana y la bondad de toda vida –añadía–. Con su fe y su convicción moral, ha dado valor a los demás para «no tener miedo» de vencer la injusticia y la opresión».

«Su enérgica defensa de la paz y la libertad ha inspirado a millones de personas ayudándoles a acabar con el comunismo y la tiranía», reconoció el presidente en la mención.

«Los Estados Unidos rinden homenaje a este hijo de Polonia que se ha convertido en obispo de Roma y héroe de nuestra época», concluyó citando el documento.

Al recibir el galardón, el Papa agradeció a Bush «este amable gesto».

«Que el deseo de libertad, de paz y de un mundo más humano simbolizado por esta medalla inspire a hombres y mujeres de buena voluntad en todo tiempo y lugar», deseó.

El pasado mes de noviembre, la Cámara del Congreso de los Estados Unidos aprobó en una resolución propuesta por miembros de diferentes partidos en la que alentaba al presidente Bush a conferir este reconocimiento a Juan Pablo II.

En el año 2000, el Congreso de los Estados Unidos ya había entregado a Juan Pablo II su «Mella de oro».

La página web de la «Mella presidencial de la libertad» publicó este viernes un homenaje a Juan Pablo II.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")