Nuevo representante papal para la naciente comunidad católica de Mongolia

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 17 junio 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II nombró este jueves nuncio apostólico en Mongolia al arzobispo Emil Paul Tscherrig, quien es también nuncio apostólico en Corea.

Share this Entry

Nacida hace 11 años, la comunidad católica de Mongolia creció en un tercio en la pasada Pascua de Resurrección al acoger en el seno de la Iglesia con el bautismo a más de cien catecúmenos.

Con la ayuda de algunos misioneros, entre ellos el obispo Wenceslaw Padilla –religioso de la Congregación del Corazón Inmaculado de María, de origen filipino, y primer prefecto apostólico–, se ha ido formando en esta última década la primera comunidad, que hoy cuenta con dos parroquias y una catedral.

Aunque la primera evangelización de Mongolia se remonta al siglo VII, en realidad el nacimiento de la Iglesia en el país tuvo lugar tras la caída del régimen ateo-comunista, que había utilizado todos los medios posibles para acabar con toda forma de religiosidad.

La población de Mongolia, de 2,7 millones de habitantes, es en su mayoría budista. En torno al 4% es musulmana.

Mongolia y la Santa Sede entablaron relaciones diplomáticas en 1997.

Monseñor Emil Paul Tscherrig, nacido en suiza el 2 de febrero de 1947, ha sido nuncio apostólico en varios países del Caribe, entre otros Antillas, Guyana, Bahamas. Fue nombrado nuncio apostólico en Corea el 22 de mayo de 2004.

Sustituye como nuncio apostólico al arzobispo Giovanni Battista Morandini quien en marzo pasado fue nombrado nuncio apostólico en Siria.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")