Obispos mexicanos abogan por un perdón sin olvido de los crímenes pasados

MÉXICO, martes, 27 julio 2004 (ZENIT.org).- Tras una semana de jaloneos judiciales, en los que estuvo involucrado el ex presidente de México Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) por su presunta participación en la matanza del Jueves de Corpus (10 de junio de 1971), este domingo, la Iglesia católica mexicana ofreció una palabra de orientación: es necesario el perdón pero sin olvidar los crímenes del pasado.

Share this Entry

Ante la posibilidad de que Echeverría Álvarez y sus coacusados pudieran evadir la acción de la justicia mexicana por haber preescrito los delitos de que se les acusan, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y obispo de León, monseñor José Guadalupe Martín Rábago, afirmó que ante la ley de Dios no hay prescripción, a no ser aquella persona que se arrepiente de sus pecados y que con toda humildad pide perdón, al tiempo que pidió a la sociedad mexicana respetar la ley y abstenerse de buscar venganza contra ex políticos, motivada por la venganza.

«Si finalmente aparece que conforme a los criterios de la ley ya han prescrito esta clase de delitos, entonces quiere decir que en base a lo que está establecido en la ley tenemos que apegarnos a lo que es la disposición de la ley y no dejarnos llevar de sentimientos de venganza», dijo monseñor Martín Rábago

Por su parte, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, aseguró que el caso no está cerrado.

«Estamos viviendo, dijo, momentos que hace años anhelábamos, donde se diera una real independencia y autonomía del Poder Judicial, alabamos que se quiera llegar a la verdad pero también aclaramos que en todo momento es el juez y no el investigador al que le corresponde dar la sentencia», aclaró.

El juez encargado del caso que ventila una matanza ocurrida el 10 de junio de 1971 en las calles del centro de la Ciudad de México mientras protestaban contra las políticas gubernamentales, ha dicho que el caso prescribió en 2001.

Sin embargo, el cardenal Rivera Carrera adujo que existen todavía instancias legales para que el caso llegue a su fin.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación