Nuevo obispo para Bolivia

El padre Javier Del Río sendito, será pastor de Tarija

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 10 enero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha nombrado obispo de Tarija al padre Javier Del Río Sendino hasta ahora rector de la Basílica Catedral y Responsable de la Pastoral Sacerdotal de la Arquidiócesis de Santa Cruz, según informó este martes la Oficina de Información de la Santa Sede.

El obispo electo nació en Palencia (España) el 22 de enero de 1942. Tercero de ocho hermanos, fue alumno del Seminario Diocesano de Palencia de 1953 a 1961.

De 1961 a 1965 fue estudiante de Teología en la Pontificia Universidad de Comillas. Ha sido ordenado sacerdote el 29 de junio de 1965 en Palencia.

Obtuvo el título de Licenciado en Liturgia en el Pontificio Ateneo de San Anselmo, Roma, en 1978. En la Diócesis de Palencia, desempeñó el ministerio sacerdotal en Venta de Baños, durante diez años fue Párroco de Dueñas, así como delegado diocesano de Liturgia, consejero de la Juventud Obrera Católica (JOC), y capellán del Colegio Marista en Palencia.

Llegó a Bolivia en 1994 y se puso a disposición de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra donde ha pasó a ser vicario parroquial en una parroquia del Plan 3000 (Periferia de Santa Cruz de la Sierra) y director espiritual en el Seminario Mayor Arquidiocesano »San Lorenzo».

Moderador de la Comisión responsable de organizar y conducir el Segundo Sínodo de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, fue vicario general de la arquidiócesis de 1997 a 2003.

Ha sido rector de la Basílica Catedral desde el año 1997 hasta hoy y responsable de la Pastoral Sacerdotal de la arquidiócesis a partir del 2003. El año pasado fue nombrado moderador del Consejo Presbiteral.

En un comunicado publicado por la Conferencia Episcopal de Bolivia, los prelados de ese país «invitan a todo el pueblo católico a elevar sus oraciones para que este nuevo servicio de monseñor Javier sea fecundo en favor de su diócesis, del país, de toda la Iglesia y, de manera especial, de los más olvidados».

La diócesis de Tarija tiene una población de 391.226 habitantes, de los cuales 301.785 son católicos. Son atendidos espiritualmente por 22 sacerdotes diocesanos, 23 sacerdotes religiosos, un diácono permanente, 11 seminaristas mayores, 35 religiosos no sacerdotes, y 95 religiosas.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación