Una cruz luminosa de 35 metros acompañará al Papa en Valencia

Presidirá los actos centrales en un escenario de 2.500 metros cuadrados

Share this Entry

VALENCIA, domingo, 22 enero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI presidirá los actos centrales del V Encuentro Mundial de las Familias en Valencia el próximo mes de julio desde un escenario de 2.500 metros cuadrados de superficie, para acoger a unos tres mil concelebrantes en la eucaristía conclusiva, junto al que se alzará una cruz luminosa de 35 metros de altura

El conjunto quedará emplazado sobre el puente de Monteolivete, entre la Plaza de Europa y la Avenida del Saler, en cuyos alrededores se acondicionará un espacio suficiente para poder acoger a más de un millón de peregrinos, afirma la agencia AVAN, de la archidiócesis de Valencia.

El arquitecto Juan Pablo Mas, de 46 años, autor del proyecto, junto a un equipo de técnicos y expertos en diseño y Bellas Artes, presentaron el 18 de enero en rueda de prensa la maqueta del altar y el estrado principal, desde el que el Papa presidirá los actos finales del EMF los días 8 y 9 de julio.

El escenario ha sido configurado como una serie de planos escalonados enlazados por rampas suaves ascendentes que culminarán en una superficie plana de 500 metros cuadrados, elevada 2,6 metros sobre el puente de Monteolivete, en la que se alzará el altar, protegido por una cubierta a 9 metros de altura sobre él.

A pocos metros del altar se habilitará un espacio reservado para la familia real española y en los planos escalonados siguientes otros para los cardenales, obispos y sacerdotes de todo el mundo que concelebrarán con el Papa en la misa conclusiva del domingo 9 de julio y en el encuentro festivo de testimonios que se celebrará en la víspera, el sábado 8. Igualmente, incluirá el escenario una tribuna para familias y coros.

En el diseño del estrado, que se levantará sobre elementos modulares metálicos, se generarán cortinas de aire fresco que contrarresten el calor de la iluminación y el de una eventual temperatura elevada, de forma parecida a anteriores encuentros internacionales que presidió el anterior pontífice Juan Pablo II, según Juan Pablo Mas.

Igualmente, «como elemento singular será instalada una torre-hito, de planta cuadrada, que servirá de referente visual a los peregrinos», ha añadido el arquitecto. Se trata de un «prisma limpio» de 35 metros de altura, con una incisión en forma de cruz en la parte superior de cada uno de sus lados «que resultará visible durante el día y por la noche se convertirá en una cruz luminosa que guíe y oriente a los peregrinos», ha añadido.

Además, «el sistema constructivo del estrado será fácilmente montable y desmontable para acortar tiempos de ejecución», ha precisado el arquitecto que confiesa que se trata de «uno de los mayores retos en mi ejercicio profesional».

Asimismo, el «espacio escogido constituye un marco inmejorable para celebrar el EMF ya que ofrece buena visibilidad, fácil acceso al público, seguridad por la confluencia de grandes avenidas y accesos, así como la proximidad de los participantes».

Para el estilo del conjunto, «hemos apostado por una arquitectura caracterizada por su sobriedad y sencillez teniendo muy en cuenta el protagonismo que ya tienen los edificios tan próximos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias como el Museo Príncipe Felipe, L’Hemisféric, y el Palacio de las Artes, para permitir a los peregrinos centrar la atención en la figura del Papa y en el mensaje de los actos», según Juan Pablo Mas.

El proyecto, que comenzó a ser diseñado el pasado mes de junio por encargo de la fundación organizadora del V EMF, integrada por la Generalitat, el Ayuntamiento, la Diputación y el Arzobispado, cuenta con varias fases de ejecución. La primera etapa de ejecución se centrará en la adecuación del lugar e infraestructuras generales, así como preparación en las zonas ajardinadas que ocupará el público. Asimismo, se habilitarán las vías de emergencia y accesos con sus vallados y se construirán los puntos de información, reparto de comida y abastecimiento de agua así como de atención sanitaria, cabinas de aseos, situación de las pantallas gigantes y torres de megafonía. En una segunda fase, se construirá el altar y el estrado.

El arquitecto Juan Pablo Mas, encargado del proyecto, dirige el estudio Arquitectura y Diseño Mas Millet, integrado por arquitectos, interioristas, licenciados en Bellas Artes y diseñadores gráficos, con experiencia en el ámbito de la edificación, arquitectura interior y diseño de espacios urbanos. Mas ha diseñado también el nuevo templo de la parroquia del Espíritu Santo de la avenida Blasco Ibáñez, actualmente en construcción.

Más información en [http://www.wmf2006.org]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación