El fundador de Zenit recibirá el premio «Servidor de la paz»

Concedido por la Fundación «Path to Peace» en la sede de la ONU

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

NUEVA YORK, viernes, 9 junio 2006 (ZENIT.org).- Jesús Colina, director de la agencia de información Zenit, se encuentra entre los tres ganadores del premio «Servitor pacis» («Servidor de la paz») que en el año 2006 concede la fundación «Path to Peace» («Sendero para la paz»).

Junto al director de Zenit, reciben en esta edición el reconocimiento Gary L. Krupp, fundador de la «Pave the Way Foundation» para el diálogo entre creyentes de diferentes religiones; y el embajador Dino Samaja, presidente de la junta directiva de FARMASA – Laboratorio Americano de Farmacoterapia S.A., conocido por su importante labor humanitaria.

La Fundación «Path to Peace», cuyo presidente es el arzobispo Celestino Migliore, nuncio apostólico, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, tiene por objetivo apoyar la obra de la misión de la Santa Sede en la ONU.

El premio será concedido el próximo 13 de junio en una ceremonia que tendrá lugar en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Jesús Colina, corresponsal en Roma del semanario «Alfa y Omega», fundó en 1997 Zenit, una agencia de noticias en Internet, independiente, sin ánimo de lucro, dedicada a promover el mensaje de la Iglesia católica, especialmente su doctrina social.

El equipo de Zenit se compone hoy de 52 periodistas, escritores, traductores, técnicos y administradores de 14 países. Zenit se publica en seis idiomas y cuenta con más de 400.000 suscriptores.

En 1998, Jesús Colina fue nombrado encargado de contenidos de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), una iniciativa del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, en colaboración con el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

En 2003, junto a Jaime Septién, director del semanario «El Observador» de México, fundó Periodismocatolico.com, la red más amplia de escritores católicos en lengua española.

La Fundación «Path to Peace» otorga el premio «en reconocimiento de su servicio a la Iglesia diseminando sus enseñanzas sobre la paz y sobre la dignidad de la persona, y por cubrir eficazmente la obra de la Santa Sede en las Naciones Unidas».

Otro de los tres galardonados es el estadounidense Gary Krupp, fundador de la «Pave the Way Foundation» en 2003 para ayudar a crear puentes entre las religiones a través de intercambios culturales, tecnológicos e intelectuales. El señor Krupp organizó el mayor encuentro de rabinos con Juan Pablo II el 18 de enero de 2005 para agradecer todo lo que hizo por los judíos y por Israel.

En julio de 2000, el señor Krupp fue galardonado por Juan Pablo II con el título de Caballero de la Orden Ecuestre de San Gregorio el Grande, convirtiéndose en el séptimo judío de la historia en recibir este título.

En septiembre de 2000 Krupp recibió el Árbol de la Vida Centenario del Fondo Nacional Judío de los Estados Unidos por su obra a favor del Estado de Israel, del Pueblo judío y de la Iglesia católica. En julio pasado, recibió de la Reina Isabel II de Inglaterra la Orden Anglicana de San Juan.

La Fundación «Path to Peace» entrega este premio al señor Krupp «en reconocimiento de su incansable compromiso para promover la paz y la armonía entre las personas de las diferentes tradiciones religiosas».

El tercer galardonado es Dino Samaja, farmacéutico brasileño nacido en Italia, presidente de la Junta Directiva de FARMASA, quien realiza una importante obra humanitaria en América Latina, especialmente con la distribución de medicinas.

Es embajador de la Soberana Orden Militar de Malta en Paraguay, presidente de la Asociación de la Soberana Orden Militar de Malta de Sao Paulo y el sur de Brasil, y primer representante de la Orden ante las Naciones Unidas (1994).

La fundación ofrece el reconocimiento al embajador Samaja «en reconocimiento de su compromiso desinteresado a los demás, en particular a los pobres».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación