Tierra Santa: éxodo de los cristianos

Artículo del obispo de Asidonia-Jerez, monseñor Juan del Río Martín

Share this Entry

JEREZ, sábado, 31 marzo 2007 (ZENIT.org).- Publicamos el artículo que ha escrito en la revista Ecclesia monseñor Juan del Río Martín, obispo de Asidonia-Jerez, con el título «Tierra Santa: éxodo de los cristianos».

* * *

De nuevo, al acercarse la Semana Santa, necesariamente nuestra mente y nuestro corazón tienen que dirigirse hacia los lugares donde se desarrollaron los acontecimientos centrales de la fe cristiana.

La jornada del Viernes Santo, es el momento nuclear de la celebración de la muerte del Señor, es un día en cual todos los católicos del mundo recordamos de forma especial a nuestros hermanos cristianos que aún habitan en la Tierra de Jesús.

Ellos son una minoría olvidada que vive entre musulmanes y judíos en una situación de inseguridad y marginación.

Palestina continúa siendo el escenario de un conflicto que se prolonga desde hace décadas, y que priva a las comunidades y a las instituciones católicas de los medios adecuados para el mantenimiento y la promoción de las actividades religiosas, sociales y culturales. Esa dolorosa situación provoca pobreza y paro, con duras consecuencias para las familias y para el conjunto de la población. Y alimenta el preocupante fenómeno del éxodo de los cristianos, sobre todo de los matrimonios jóvenes, que no se encuentran con perspectivas de un futuro seguro y digno.

La Iglesia Madre de Jerusalén, ya desde sus orígenes está constituida por fieles necesitados. Por ello, el mismo san Pablo, tomó la iniciativa de hacer una recaudación en beneficios de los «Santos» que allí viven. El apóstol de los gentiles llama a esta colecta: gracia, comunión, obra de caridad y pide a los cristianos de Corinto que sean un obsequio y no una muestra de tacañería (Cf. 2 Cor 9,5). También hoy, dos mil años después, necesitan ayuda de los hermanos en la fe para que no vivan en pobreza permanente ni se vean condenados a la emigración. Se convierte, por tanto, en un deber para todos los católicos del orbe, el acompañar con la oración y el respaldo económico a las comunidades cristianas de aquella Tierra Bendita.

Por eso mismo, es deseo de la Santa Sede que la colecta del Viernes Santo tenga por finalidad: ayudar a los cristianos de los Santos Lugares. Porque ellos no son sólo edificios antiquísimos, sino sobre todo comunidades vivas, fuertemente probada por la historia dramática de aquella región. Además, ésta efeméride a de ayudar a promover entre los fieles cristianos el amor, el conocimiento y el aumento de las peregrinaciones a la Tierra de nuestros orígenes, donde continúa dándose el testimonio de fe en Cristo Jesús.

Desde mi misión de Obispo pido a los católicos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad de nuestra Diócesis de Asidonia-Jerez que muestren su solidaridad siendo generosos en la colecta que haremos en todos los templos de la Diócesis el próximo Viernes Santo en ayuda de nuestros hermanos que viven en Tierra Santa. Su futuro y, como consecuencia, la responsabilidad de la subsistencia de estas pequeñas comunidades «depende de nosotros».

+ Juan del Río Martín
Obispo de Asidonia-Jerez

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación