Tony Blair se despide de Benedicto XVI

Anuncia que se comprometerá a favor de la paz en Oriente Medio y el diálogo interreligioso

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 24 junio 2007 (ZENIT.org).- La paz en Oriente Medio y el diálogo interreligioso se convirtieron en argumentos de la audiencia que concedió este sábado Benedicto XVI al primer ministro británico Tony Blair, días antes de que abandone el encargo.

Blair visitó también al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, acompañado por el arzobispo Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados.

En el encuentro con el Papa, que duró una media hora, celebrado en un clima de cordialidad, según informa una nota de la Oficina de Información de la Santa Sede, «se pasó revista a algunas de las contribuciones significativa del primer ministro Blair en sus diez años de gobierno».

«Tuvo lugar después un franco diálogo sobre la situación internacional, sin descuidar cuestiones particularmente delicadas, como el conflicto en Oriente Medio y el futuro de la Unión Europea, tras la cumbre de Bruselas», añade la nota vaticana.

«Por último, después de un intercambio de opiniones sobre algunas leyes aprobadas últimamente por el Parlamento en el Reino Unido, se formularon los mejores deseos para Anthony Blair, quien se preparara para dejar el cargo de primer ministro, teniendo en cuenta que ha expresado el sentido deseo de comprometerse particularmente a favor de la paz en Oriente Medio y del diálogo interreligioso».

Precisamente el diálogo interreligioso fue uno de los temas de la visita que el primer ministro realizó este sábado al Colegio inglés, donde viven los sacerdotes y seminaristas británicos que estudian en las universidades de Roma.

Al encuentro con el Papa, se sumó también el arzobispo de Westminster, el cardenal Cormac Murphy O’ Connor.

En Downing Street un portavoz del primer ministro subrayó que la discusión con el Papa fue «positiva y muy constructiva», revelando que también se habló de desarrollo internacional.

Al final de la audiencia, tuvo lugar el tradicional intercambio de regalos. El primer ministro regaló al Papa algunas fotos de cardenal inglés John Henry Newman (1801-1890), sacerdote anglicano convertido a la Iglesia católica, en camino de beatificación.

El Papa entregó algunos rosarios y medallas del pontificado a sus huéspedes.

En el intercambio de dones participó también la mujer del primer ministro, Cherie, y el equipo de Blair.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación