La Iglesia necesita jóvenes misioneros, dice el Papa en el año de la Misión en Lisieux

Carta publicada en el día de santa Teresa del Niño Jesús

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 1 octubre 2007 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha dado su impulso a la celebración del año de la Misión en Lisieux (Francia), tierra de santa Teresa del Niño Jesús, con el deseo de que sirva para suscitar entre los jóvenes vocaciones misioneras.

Así lo ha explicado en una carta que ha enviado al cardenal Ivan Dias, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y publicada por la Santa Sede el 1 de octubre, en el día en que la Iglesia recordaba a la religiosa carmelita de clausura, fallecida a los 24 años (1873–1897), patrona de las misiones.

Los servicios de la Cooperación misionera de la Conferencia Episcopal de Francia y las Peregrinaciones de Lisieux han convocado para 2007 el «Año de la Misión».

En la misiva el Papa desea que esta iniciativa reafirme «en todos los bautizados su sentido misionero a través de la oración, del testimonio de vida y del compromiso cristiano en todas sus formas para que todo fiel sea misionero allí donde esté y que nazcan vocaciones para el anuncio del Evangelio a los hombres que todavía no le conocen».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")