El cardenal primado de México recibe amenazas de muerte

Print Friendly, PDF & Email

MÉXICO, martes, 9 octubre 2007 (ZENIT.orgEl Observador).- En declaraciones hechas el este lunes a un noticiario de televisión, el cardenal Norberto Rivera Carrera, denunció que ha recibido, en fecha reciente, amenazas de muerte.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

«A mí me han amenazado de muerte, dijo el cardenal Rivera Carrera al periodista Joaquín López Dóriga, no son sólo agresiones, sino que he recibido constantes amenazas de muerte», enfatizó.

Las protestas de grupo de izquierda ante la propuesta del cardenal Rivera Carrera de avanzar en la legislación mexicana hacia una auténtica libertad religiosa han sido violentas, sobre todo en las inmediaciones de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, donde monseñor Rivera oficia los domingos.

Ello ha motivado que la Catedral tenga el acceso restringido en las celebraciones litúrgicas donde participa el purpurado mexicano quien abundó en sus declaraciones a la televisión privada: «Las puertas de la Catedral están cerradas, las rejas están cerradas, y esto no debe ser».

El cardenal mexicano ha sido hostigado de manera constante por la llamada Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes, una ramificación mexicana de la SNAP que actúa en Estados Unidos.

Por su parte, un texto difundido por la Arquidiócesis Primada de México explica que «desde el asesinato del cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, el 24 de mayo de 1993, no se había repetido un acto de violencia contra un Cardenal de la Iglesia católica en México».

Ello motivó que tanto la Arquidiócesis Primada de México como el Colegio de Abogados Católicos analicen una demanda penal en contra de quienes agredieron física y verablamente el pasado domingo al cardenal Rivera Carrera y a un grupo de religiosas que le acompañaban al entrar a la Catedral Metropolitana.

Ambas instituciones exigieron al Partido de la Revolución Democrática (PRD), que gobierna la capital de la República, y en concreto al jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, que proteja al purpurado mexicano y brinde seguridad a la feligresía que acude a misa.

«¿Están esperando a qué pase algo como lo del cardenal (Juan Jesús) Posadas?; llamamos a (Marcelo) Ebrard a que diga por qué está permitiendo esto», enfatizó Armando Martínez Gómez, presidente del Colegio de Abogados Católicos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }