La Santa Sede suspende a un sacerdote que se declara homosexual

Monseñor Stenico afirma que sus declaraciones han sido una trampa

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 15 octubre 2007 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha suspendido a un sacerdote que había declarado ser homosexual a un programa de televisión.

Monseñor Tommaso Stenico, jefe de la Oficina Catequística de la Congregación para el Clero, de 60 años, ha aclarado sin embargo que ha sido víctima de una trampa tendida por el canal televisivo.

La suspensión del sacerdote ha sido confirmada este lunes al diario italiano «La Repubblica» por el cardenal Julián Herranz Casado, presidente de la Comisión disciplinar de la Curia Romana y presidente emérito del Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Legislativos.

El purpurado revela que la Santa Sede «ha intervenido inmediatamente con una medida de suspensión» de sus cargos en el Vaticano.

Para una decisión final, aclara, hay que esperar a la sentencia del tribunal, explica.

Por este motivo, el purpurado español ha pedido dejar trabajar «con serenidad» a los investigadores que están tratando de aclarar la situación, «pues los procesos no deben hacerse en los periódicos, sino en las sedes institucionales».

«La Santa Sede es la primera interesada en hacer limpieza inmediatamente en su interior. Pero siempre respetando los derechos humanos y después de que se pronuncie la autoridad judicial», añade.

Ante este tipo de casos, el cardenal explica que ciertamente en la Iglesia «hay tristeza. Pero se da la conciencia de que son casos excepcionales, me atrevería a decir únicos». De hecho, revela, «la Comisión disciplinar que presido casi no tiene trabajo».

En un programa transmitido por el programa «Exit» del canal italiano «La 7» el 1 de octubre, el sacerdote, que fue presentado bajo anonimato, declaraba que era homosexual y que «no se sentía en pecado». La entrevista fue realizada sin saber que estaba siendo grabado por una cámara.

A pesar de que en las imágenes de televisión no se podía reconocer ni el rostro ni la voz del sacerdote, su oficina fue reconocida por un diario católico en Internet el 9 de octubre, quien hizo una denuncia.

El sacerdote, doctor en teología y licenciado en psicología (ejerce como psicoterapeuta desde hace 30 años) ha declarado a los medios de comunicación que había mentido en sus declaraciones a un joven, aparentemente homosexual, pues buscaba con este diálogo «escribir un libro sobre el problema de la homosexualidad entre sacerdotes».

«En definitiva, no era más que un experimento, un estudio sobre el tema, y yo he caído en la trampa. Pero lo explicaré a mis superiores», concluye monseñor Stenico.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")