El arzobispo Celli pide a los comunicadores católicos una «identidad cristiana madura»

Print Friendly, PDF & Email

Mensaje del Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA-LOJA, martes, 16 octubre 2007 (ZENIT.org).- Comunicar como creyentes requiere una identidad cristiana madura y buscar la verdad, considera monseñor Claudio Maria Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.

Lo explica en un video-mensaje grabado con motivo de la inauguración del III Congreso Latinoamericano y caribeño de Comunicación que se celebra desde el 16 al 19 de octubre en Loja (Ecuador) en torno a «Comunicación: ciudadanía y valores».

El vídeo ha sido publicado en Internet en la dirección: http://video.google.it/videoplay?docid=-37785862294175328&hl=i

«Es necesario mantener una identidad cristiana madura en nuestra forma de comunicar y de buscar la Verdad», afirma el prelado italiano.

«El progreso tecnológico no necesariamente comporta el progreso espiritual», advierte el arzobispo italiano, «y no podemos negar que los cambios de la ciencia y la tecnología han generado nuevas problemáticas que nos toca afrontar con objetividad y con un sentido cristiano de la vida».

Para monseñor Celli, que ocupa desde este verano la presidencia del Consejo vaticano para la comunicación, «las nuevas formas de pobreza, de exclusión y marginación del ecosistema comunicativo en el que existimos nos interpelan a dar respuestas a cómo ser comunicadores hoy».

Refiriéndose a América, explica que «el «Continente de la Esperanza» sigue siendo flagelado por el escándalo de la pobreza y la exclusión social que exigen acciones de verdadera promoción humana por parte de quienes hemos tenido más oportunidades en la vida».

«Como comunicadores estamos todos llamados a buscar y a defender la Verdad que dignifica la persona humana, que defiende la vida, que promueve la solidaridad, la caridad, que devuelve el espacio para hacer oír su voz a aquéllos cuya voz no era escuchada», ha reconocido en su mensaje.

«No pueden tener lugar en nuestros medios las palabras malsonantes, ni la intrusión indebida en la intimidad personal de los demás, ni el insulto o la difamación, ni mucho menos la calumnia», recuerda.

Por otra parte, «no hay que confundir el buen humor y la alegría, característicos de los pueblos de ese continente, con una comunicación que use tonos frívolos y superficiales e ignorase la hondura del misterio presente en toda persona humana».

«Una comunicación que impulse la buena ciudadanía implica, por ejemplo, una renovada caballerosidad en los varones que, superados antiguos esquemas de machismo, se pongan con intrepidez al servicio de los sectores más desprotegidos de la sociedad», expresa.

«Para las mujeres, ciudadanía significa un ejercicio maduro y pleno de su presencia en todos los ámbitos de la vida social aportando sus carismas y el «genio femenino» tan valorado por el Papa Juan Pablo II», añade.

El obispo Claudio Maria Celli recuerda finalmente algunos desafíos que compartió con los miembros de la Red Informática de la Iglesia en América Latina durante el X encuentro que se celebró en Tegucigalpa el pasado mes de septiembre: el desafío de la inculturación del Evangelio en la sociedad de la información, el de la armonización entre las diversas e innumerables iniciativas eclesiales, el de la formación para no ser «analfabetos mediáticos», el del sentido, la información y el reto de la inclusión.

Puede leerse la conferencia en la sección de Documentos de la página web de Zenit

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }