Proposiciones para el Papa del Sínodo de la Palabra (1-5)

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 27 de octubre de 2008 (ZENIT.org).- Publicamos a continuación una traducción de la versión no oficial en lengua italiana del elenco final de las Proposiciones de las Asambleas Generales Ordinarias del Sínodo de los Obispos -cuyo texto oficial está en latín–, objeto de voto personal por parte de los padres sinodales, y destinado al Sumo Pontífice.

Tal texto, por su naturaleza está reservado y no será publicado, para respetar el carácter consultivo de la corte sinodal. Este texto, como su nombre indica, tiene carácter propositivo.

* * *

 

Introducción

01. Documentos que se presentan al Sumo Pontífice

02. De la Constitución Dogmática Dei Verbum al Sínodo sobre la Palabra de Dios.

Primera parte

La Palabra de Dios en la fe de la Iglesia

03. Analogía Verbi Dei

04. Dimensión dialógica de la Revelación

05. Espíritu Santo y Palabra de Dios

06. Lectura Patrística de la Escritura

07. Unidad entre Palabra de Dios y Eucaristía

08. Palabra de reconciliación y conversión

09. Encuentro con la Palabra en la lectura de la Sagrada Escritura

10. El Antigua Testamento en la Biblia cristiana

11. Palabra de Dios y caridad hacia los pobres

12. Inspiración y verdad de la Biblia

13. Palabra de Dios y Ley natural

Segunda parte

La Palabra de Dios en la vida de la Iglesia

14. Palabra de Dios y Liturgia

15. Actualización homilética y «Directorio sobre la Homilía»

16. Leccionario

17. Ministerio de la Palabra y mujeres

18. Celebraciones de la Palabra de Dios

19. Liturgia de las Horas

20. Palabra de Dios, matrimonio y familia

21. Palabra de Dios y pequeñas comunidades

22. Palabra de Dios y lectura orante

23. Catequesis y Sagrada Escritura

24. Palabra de Dios y vida consagrada

25. Necesidad de dos niveles en la investigación exegética

26. Ampliar la perspectiva del estudio exegético actual

27. Superar el dualismo entre exégesis y teología

28. Diálogo entre exegetas, teólogos y pastores

29. Dificultad de la lectura del Antiguo Testamento

30. Pastoral bíblica

31. Palabra de Dios y presbíteros

32. Formación de los candidatos al orden sagrado

33. Formación bíblica de los cristianos

34. Animación bíblica y jóvenes

35. Biblia y Pastoral de la Salud

36. Sagrada Escritura y unidad de los cristianos

37. Presencia de Su Santidad Bartolomé I

Tercera parte

La Palabra de Dios en la misión de la Iglesia

38. Tarea misionera de todos los bautizados

39. Palabra de Dios y compromiso en el mundo

40. Palabra de Dios y arte litúrgico

41. Palabra de Dios y cultura

42. Biblia y traducción

43. Biblia y difusión

44. Medios de comunicación social

45. Palabra de Dios y Congreso mundial

46. Lectura creyente de las Escrituras: historicidad y fundamentalismo

47. Biblia y fenómeno de las sectas

48. Biblia e inculturación

49. Misión ‘ad gentes’

50. Biblia y diálogo interreligioso

51. Tierra Santa

52. Diálogo entre cristianos y judíos

53. Diálogo entre cristianos y musulmanes

54. Dimensiones cósmicas de la Palabra de Dios y custodia de la creación

Conclusión

55. Maria Mater Dei et Mater fidei

Introducción

 

Proposición 1

Documentos que se presentan al Sumo Pontífice

Se quiere presentar a la consideración del Sumo Pontífice -además de los documentos sobre la Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia relativos a este sínodo, es decir los «Lineamenta» el «Instrumentum laboris», las Relaciones «ante e post disceptationem» y los textos de las intervenciones, tanto los presentados en el aula como aquellos «in scriptis», las Relaciones de los Círculos Menores y sus debates, sobre todo propuestas específicas, que los padres han considerado de especial relieve.

Los padres sinodales piden humildemente al Santo Padre que valore la oportunidad de ofrecer un documento sobre el misterio de la Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia, también a la luz del Año dedicado a San Pablo, apóstol de las gentes, en el bimilenario de su nacimiento.

Proposición 2

De la Constitución Dogmática Dei Verbum al Sínodo sobre la Palabra de Dios

Los padres sinodales, a más de cuarenta años de la promulgación de la Constitución dogmática sobre la divina Revelación «Dei Verbum» (DV), obra del Concilio Ecuménico Vaticano II, reconocen con ánimo agradecido los grandes beneficios aportados por este documento a la vida de la Iglesia, a nivel exegético, teológico, espiritual, pastoral y ecuménico.

En el surco de la historia del ‘intellectus fidei’ y de la doctrina cristiana, esta constitución ha puesto en evidencia el horizonte trinitario e histórico salvífico de la revelación.

En estos años, ha crecido indudablemente la conciencia eclesial de que Jesucristo, Palabra de Dios encarnada, «por el hecho mismo de su presencia y la manifestación que hace de sí con las palabras y con las obras, con los signos y con los milagros, y especialmente con su muerte y su resurrección de entre los muertos, y en fin con el envío del Espíritu de verdad, cumple y completa la Revelación y la corrobora con el testimonio divino, es decir que Dios está con nosotros para liberarnos de las tinieblas del pecado y de la muerte y resucitarnos para la vida» (DV 4).

Todo esto ha permitido profundizar el valor infinito de la Palabra de Dios que se entrega a nosotros en la Sagrada Escritura, como testimonio inspirado de la revelación, que con la viva Tradición de la Iglesia constituye la regla suprema de la fe (cf. DV 21). Es esta misma palabra la que es conservada e interpretada fielmente por el Magisterio (cf. DV 10), celebrada en la sagrada Liturgia y se entrega a nosotros en la Eucaristía como pan de vida eterna (cf. Juan 6).

Apreciando la riqueza de lo aflorado en estos años, la Iglesia siente hoy la necesidad de profundizar más el misterio de la Palabra de Dios en sus diversas articulaciones e implicaciones pastorales. Por tanto, esta Asamblea Sinodal formula el auspicio de que todos los fieles crezcan en la conciencia del misterio de Cristo, único salvador y mediador entre Dios y los hombres (cf. 1 Timoteo 2, 5; Hebreos 9, 15), y la Iglesia renovada por la escucha religiosa de la Palabra de Dios pueda emprender una nueva etapa misionera, anunciando la Buena Noticia a todos los hombres.

Primera parte

La Palabra de Dios en la fe de la Iglesia

Proposición 3

Analogía «Verbi Dei»

La expresión Palabra de Dios es analógica. Se refiere sobre todo a la Palabra de Dios en Persona que es el hijo Unigénito de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos, Verbo del padre hecho carne (cf. Juan 1, 14). La Palabra divina, ya presente en la creación del universo y en modo especial del hombre, se ha revelado a lo largo de la historia de la salvación y es atestiguada por escrito en el Antiguo y en el Nuevo Testamento. Esta Palabra de Dios trasciende la Sagrada Escritura, aunque esta la contiene en modo muy singular. Bajo la guía del Espíritu (cf. Juan 14, 26; 16, 12-15) la Iglesia la custodia y la conserva en su Tradición viva (cf. DV 10) y la ofrece a la humanidad a través de la predicación, los sacramentos y el testimonio de vida. Los Pastores, por lo tanto, deben educar al
Pueblo de Dios a acoger los diversos significados de la expresión Palabra de Dios.

Proposición 4

Dimensión dialógica de la Revelación

El diálogo, cuando se refiere a la Revelación, comporta el primado de la Palabra de Dios dirigida al hombre. En su gran amor, Dios quiso venir al encuentro de la humanidad y tomó la iniciativa de hablar a los hombres llamándolos a compartir su misma vida. La especificidad del cristianismo se manifiesta en el evento Jesucristo, culmen de la Revelación, cumplimiento de las promesas de Dios y mediador del encuentro entre el hombre y Dios. Él, «que nos ha revelado a Dios» (Juan 1, 18) es la Palabra única y definitiva entregada a la humanidad. Para acoger la Revelación, el hombre debe abrir la mente y el corazón a la acción del Espíritu Santo que le hace comprender la Palabra de Dios, presente en las Sagradas Escrituras. A Dios el hombre responde en plena libertad con la obediencia de la fe (cf. Rm 1, 5; 2 Cor 10, 5-6; DV 5).

María, Madre de Jesús, personifica esta obediencia de la fe en manera ejemplar; ella es también el arquetipo de la fe de la Iglesia que escucha y acoge la Palabra de Dios.

Proposición 5

Espíritu Santo y Palabra de Dios

Las Sagradas Escrituras, siendo don entregado por el Espíritu Santo a la Iglesia Esposa de Cristo, tienen en la Iglesia su lugar hermenéutico proprio.

El mismo Espíritu, que es autor de las Sagradas Escrituras, es también guía de su recta interpretación en la formación a través de los tiempos de la ‘fides Ecclesiae’.

El Sínodo recomienda a los pastores recordar a todos los bautizados el papel del Espíritu Santo en la inspiración (cf. DV 11), en la interpretación y en la comprensión de las Sagradas Escrituras (cf. DV 12). En consecuencia, todos nosotros discípulos estamos invitados a invocar con frecuencia al Espíritu Santo, para que Él nos conduzca al conocimiento cada vez más profundo de la Palabra de Dios y al testimonio de nuestra fe (cf. Juan 15, 26-27). Recuerden los fieles que las sagradas Escrituras se cierran evocando el grito común del Espíritu y de la Esposa: «Ven Señor Jesús» (cf. Apocalipsis 22, 17.20).

Traducido del italiano por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación