Dona ahora!
Seminario internacional sobre salud, migración y paz © Instituto Id de Cristo Redentor

Seminario internacional sobre salud, migración y paz © Instituto Id de Cristo Redentor

El ‘homo migrans’, la salud mental, el alarmismo: Temas clave del primer seminario sobre Salud, Migración y Paz

En la Universidad Pontificia Lateranense

(ZENIT – 11 marzo 2019).- La población migrante representa ya el 3% del total mundial segundo el Informe Osservasalute 2016 de la Università Cattolica del Sacro Cuore. La vulnerabilidad de toda esta población, su derecho a la salud, el cambio climático y casos críticos, como México y Ecuador, son algunos de los aspectos que ha tratado el seminario internacional “Curar a los migrantes para curar al mundo: escenarios futuros para la construcción de la paz” que ha organizado el Global Permanent Forum on Migration and Health (Global PerForMHealth) en la Universidad Pontificia Lateranense los pasados 4 y 5 de marzo.

El objetivo, sobre todo, era desmontar mitos como el del migrante invasor, pues el número de migrantes que percibe la sociedad es muy superior al número real, o el del migrante transmisor de enfermedades, dado que los estudios demuestran lo contrario.

El Global PerForMHealth está fundado por el Rielo Institute for Integral Development, la Agenzia di Ricerche e Legislazione (AREL) y la Università del Sacro Cuore. Es una plataforma de debate abierto sobre la migración, la salud física y mental de los migrantes, la salud pública, la ayuda de emergencia y cuestiones sociales, políticas y económicas relacionadas. Su objetivo es crear una red internacional que estudie desde un enfoque multidisciplinar todos los aspectos relacionados con la migración. Lo integran tmbién la Universidad de Cuenca (Ecuador), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Messico) y el Ministerio de Salud Pública de Ecuador.

Con este seminario, impartido por expertos de varios organismos y universidades de distintos países, el Global PerForMHealth quiere difundir información certera, basada en datos verificados, que neutralicen la desinformación y la instrumentalización que hoy se hace del fenómeno, lo cual promueve aún más la exclusión y que se esté desaprovechando todo el potencial incluso laboral de este sector poblacional.

Como ejemplo de ello, el informe de la OMS-Europa 2018, hecho público en enero de 2019, arroja que los migrantes en Europa solo representan como media el 10% de la población, cuando la percepción social es de que son 3 o 4 veces más. De esta distancia entre percepción y realidad advirtió enfáticamente el ex Primer Ministro italiano, Enrico Letta.

Del mismo modo, el informe de la OMS evidencia que el riesgo de que los migrantes transmitan enfermedades contagiosas es muy bajo y que una buena parte de los migrantes que actualmente son seropositivos contrajeron la enfermedad una vez llegados a Europa.

Sobre ello y sobre el alarmismo sanitario se pronunció Maurizio Marceca, presidente de la Sociedad Italiana de Medicina de la Migración, cuando afirmó que a veces los medios de comunicación difunden datos y visiones sin base científica que construyen narraciones distorsionadas sobre la salud de los migrantes.

En la apertura de las jornadas, Mons. Guerino de Tora, presidente de la comisión episcopal italiana para la migración, subrayó la globalización del fenómeno de la movilidad humana, sin la cual no se entiende a la sociedad actual. Del mismo modo se pronunció el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (México), Emilio Baños, al definir a la persona como “homo migrans” y al mundo actual como “mundo migrante”.

Según Baños, la crisis migratoria es reflejo de una crisis antropológica que debe llevar a las naciones a repensar el concepto de soberanía y de los fronteras en relación a la persona humana, tomando conciencia de la corresponsabilidad histórica que los países desarrollados tienen con aquellos países que ahora mandan fuera a suspropios hijos.

En este sentido, el rector de la Pontificia Universidad Lateranense, Vincenzo Buonomo, enfatizó que la movilidad humana debe ser realmente gobernada y no afrontada como una emergencia o desde las fronteras. En esa línea, Enrico Letta atribuyó la crisis migratoria en Europa al desequilibrio entre instrumentos nacionales y multilaterales.

Por su parte, el presidente del Instituto Id de los misioneros identes, P. Jesús Fernández, recordó las palabras de su Fundador, Fernando Rielo, iniciador junto a Caritas del primer poliambulatorio para migrantes en Roma, en 1983, que “la migración es cuestión de justicia social porque la persona que se encuentra en esta condición desesperada aspira, más que a ser ayudada compasivamente, a que le sea reconocido que el mundo le pertenece, más allá de cada frontera”.

Desde la academia, Catherine Withol, directora emérita del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, hizo notar la contradicción entre la realidad de la migración como rasgo de modernidad y las fuertes desigualdades de movimiento que padecen muchs personas. Ello exige más políticas migratorias y no la clausura de fronteras, lo cual no resuelve el problema de raíz, según Corrado Bonifazi, director del Consejo Nacional de Investigación de Italia.

La importancia de la sociedad civil en la relación entre salud y migración fue puesta sobre la mesa por Ranieri Guerra, Subdirector General Director de la OMS, y también por Salvatore Geraci de Caritas Roma, que subrayó el papel activo de las organizaciones médicas y del voluntariado

La salud mental del migrante, como uno de los puntos críticos, fue abordado por Luigi Janiri, copresidente del Global PerForMHealth y docente de la Università Cattolica, quien habló del aumento de riesgo en la segunda generación e migrantes. Igualmente, Richard Mollia, de Harvard University, presentó la alta incidencia del síndrome de estrés post-traumático en esta población.

El aumento de migrantes menores no acompañados en la migración centroamericana hacia Estados Unidos y todos los riesgos de salud que padecen en su travesía migratoria pro México, el país más peligroso para el migrante, fue expuesto por Lourdes Rosas, investigadora de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

Pro su parte, las graves dimensiones que está alcanzando la crisis migratoria venezolana en Ecuador y resto de países sudamericanos fue explicado por Bernardo Vega, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca, según el cual el personal sanitario ecuatoriano no está todavía preparado para asumir una emergencia sanitaria de tal calibre y que el endurecimiento de las leyes migratorias no hace más que agravar el problema. A esa perspectiva se sumó Carlos Durán, Viceministro de Salud de Ecuador, que explicó en cifras la dimensión del flujo migratorio venezolano

Una experiencia importante fue la que presentó la Federación Italiana de Fútbol con el llamado progettosete que consiste en un torneo de fútbol a nivel regional y nacional dirigido a los menores refugiados en Italia y que dando resultados positivos de inclusión social.

Otros temas fueron el cambio climático como uno de los detonantes de la migración, la importancia de la familia y la influencia de los medios de comunicación, a través de lo cual se intentó analizar el fenómeno migratorio en toda su complejidad.

En el seminario se estrenó la película documental “Los sin voz”, de Catherine MacGilvray, que narra la trágica historia migratoria del pueblo salvadoreño de Long Island (NY), donde constituyen la comunidad más numerosa.

El Foro Mundial sobre la Salud es una plataforma de debate abierto sobre la migración, la salud física y mental de los migrantes, la salud pública, la ayuda de emergencia y cuestiones sociales, políticas y económicas relacionadas. Su objetivo es crear una red internacional que estudie desde un enfoque multidisciplinar todos los aspectos relacionados con la migración. Está integrado por la Università del Sacro Cuore de Roma, el Rielo Institute for Integral Development, la Agenzia di Ricerche e Legislazione (AREL), la Universidad de Cuenca (Ecuador), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Messico) y el Ministerio de Salud Pública de Ecuador.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación