Dona ahora!

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 3 marzo 2004 (ZENIT.org).- La causa de beatificación de Robert Schuman, uno de los padres fundadores de la Europa unida, se encuentra ya en su recta final.

Así lo confirmó monseñor André Lacrampe, arzobispo de Besançon, en la audiencia que le ofreció Juan Pablo II el pasado viernes, junto a obispos del Este de Francia que concluían su visita «ad limina apostolorum».

«Tenemos que estar presentes en los grandes de bates que tienen lugar en nuestro país y sobre el futuro de Europa, contribuyendo a dar un alma, como lo desearía Robert Schuman, cuyo proceso de beatificación va a concluirse muy pronto», afirmaba el arzobispo en las palabras que le dirigió al Papa.

Fuentes vaticanas citadas por APIC, agencia católica suiza, informan que el Santo Padre podría beatificar a Shuman en una posible visita al Parlamento de Estrasburgo el próximo mes de septiembre.

Pat Cox, presidente del Parlamento Europeo invitó oficialmente al Santo Padre a visitar la asamblea en una audiencia en el Vaticano, el 3 de enero de 2003.

Robert Schuman (1886-1963), fue el primer parlamentario francés arrestado por la GESTAPO durante la segunda guerra mundial. Más tarde se unió a la resistencia.

Tras la guerra, fue nombrado presidente del Consejo (1947) y ministro de asuntos exteriores (1948-1952). Desempeñando ese cargo, fue uno de los autores de la declaración del 9 de mayo de 1950, que dio pie a la construcción europea. Entre 1958 y 1960 fue el primer presidente del Parlamento Europeo.

Juan Pablo II le ha presentado en varias ocasiones como modelo para los cristianos comprometidos en política, en particular al visitar Estrasburgo en 1988.

Al recibir el 7 de noviembre de 2003 a los participantes en un seminario organizado por la Fundación Robert Schuman, el Papa insistió en la figura de los promotores de la unificación de Europa, Schuman, Konrad Adenauer y Alcide de Gasperi, hombres «inspirados por una profunda fe cristiana».

La beatificación de Robert Shuman, padre de la Europa unida, en su recta final

El proceso se encuentra en su recta final

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 3 marzo 2004 (ZENIT.org).- La causa de beatificación de Robert Schuman, uno de los padres fundadores de la Europa unida, se encuentra ya en su recta final.

Así lo confirmó monseñor André Lacrampe, arzobispo de Besançon, en la audiencia que le ofreció Juan Pablo II el pasado viernes, junto a obispos del Este de Francia que concluían su visita «ad limina apostolorum».

«Tenemos que estar presentes en los grandes de bates que tienen lugar en nuestro país y sobre el futuro de Europa, contribuyendo a dar un alma, como lo desearía Robert Schuman, cuyo proceso de beatificación va a concluirse muy pronto», afirmaba el arzobispo en las palabras que le dirigió al Papa.

Fuentes vaticanas citadas por APIC, agencia católica suiza, informan que el Santo Padre podría beatificar a Shuman en una posible visita al Parlamento de Estrasburgo el próximo mes de septiembre.

Pat Cox, presidente del Parlamento Europeo invitó oficialmente al Santo Padre a visitar la asamblea en una audiencia en el Vaticano, el 3 de enero de 2003.

Robert Schuman (1886-1963), fue el primer parlamentario francés arrestado por la GESTAPO durante la segunda guerra mundial. Más tarde se unió a la resistencia.

Tras la guerra, fue nombrado presidente del Consejo (1947) y ministro de asuntos exteriores (1948-1952). Desempeñando ese cargo, fue uno de los autores de la declaración del 9 de mayo de 1950, que dio pie a la construcción europea. Entre 1958 y 1960 fue el primer presidente del Parlamento Europeo.

Juan Pablo II le ha presentado en varias ocasiones como modelo para los cristianos comprometidos en política, en particular al visitar Estrasburgo en 1988.

Al recibir el 7 de noviembre de 2003 a los participantes en un seminario organizado por la Fundación Robert Schuman, el Papa insistió en la figura de los promotores de la unificación de Europa, Schuman, Konrad Adenauer y Alcide de Gasperi, hombres «inspirados por una profunda fe cristiana».

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación