Juan Pablo II recibe la Medalla de Oro del Congreso de EE. UU.

Print Friendly, PDF & Email

El reconocimiento civil más importante de esa institución

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, 8 ene 2001 (ZENIT.org).- Juan Pablo II recibió esta mañana en el Vaticano a una delegación de 50 parlamentarios estadounidenses, republicanos y demócratas, quienes vinieron para entregarle la «Congressional Gold Medal», la medalla de oro del Congreso.

Se trata del reconocimiento civil más elevado que puede ofrecer esta institución. Fue conferido por primera vez a George Washington en 1776. Más tarde, se ha atribuido a algo más de 250 personalidades, entre quienes destacan Winston Churchill, la Madre Teresa di Calcuta, el cardenal John O’Connor y Nelson Mandela.

«No es propio del sucesor del apóstol Pedro buscar honores –dijo el Papa al agradecer este gesto del Senado y de la Cámara, de todos modos acepto la Medalla de Oro del Congreso como reconocimiento de que mi ministerio se ha echo eco de una palabra que puede tocar a todo corazón humano. Me he esforzado por proclamar la palabra de Dios, que en la primera página de la Biblia nos dice que el hombre y la mujer han sido creados a su imagen y semejanza».

«De esta gran verdad –añadió– mana todo lo que la Iglesia dice y hace para defender la dignidad humana y para promover la vida humana».

«En los días de mi ministerio, pero especialmente en el año del Jubileo, que acaba de terminar, he invitado a todos a volver a Jesús para descubrir de una manera nueva y más profunda la verdad del hombre. Cristo es el único que manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación».

«Acepto este premio –concluyó el Papa– como signo de que vosotros, en cuanto legisladores, reconocéis la importancia de defender la dignidad humana sin compromisos, de modo que vuestra nación esté siempre a la altura de sus responsabilidades en un mundo en el que los derechos humanos son con demasiada frecuencia despreciados».

En la delegación estadounidense participaba el senador Sam Brownback, republicano de Kansas, y la senadora Barbara Mikulski, demócrata de Maryland. En representación de la Cámara, estuvo presente el diputado Dennis Hastert, republicano de Illinois.

En un comunicado de prensa, el senador Brownback reconoce públicamente el trabajo realizado por Juan Pablo II a favor de la paz y del respeto de los derechos humanos.

«El Papa, al haber testimoniado personalmente la brutal deshumanización del Nazismo y de los regímenes comunistas, comprende, de una manera como pocos de nosotros podemos apreciar, en qué consiste la auténtica dignidad de cada hombre», afirma Brownback en el comunicado de prensa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }