El Parlamento europeo prepara una resolución contra la eutanasia

Iniciativa de la holandesa Martens, miembro del Partido Popular Europeo

Share this Entry

ESTRASBURGO, 15 febrero 2001 (ZENIT.org).- Se están recogiendo en este momento, entre los miembros del Parlamento europeo, firmas para presentar un proyecto de resolución que advierta ante los peligros de las leyes que permiten la eutanasia activa.

La iniciativa, promovida por la europarlamentaria holandesa Maria Martens, miembro del Partido Popular Europeo, fue presentada ayer en Estrasburgo, en una reunión en la que participaron numerosos exponentes de diversas formaciones políticas.

Una terminada la recogida de firmas, la señora Martens prevé presentar el proyecto de resolución para un debate y un voto el mes próximo.

El borrador de resolución invita al Europarlamento a expresar su grave preocupación por las leyes sobre la eutanasia activa que se están debatiendo en algunos países de la Unión Europea (UE) y a dirigir una invitación que presione a los parlamentarios nacionales y a los gobiernos para que consideren otras vías con el fin de encontrar soluciones al sufrimiento de los enfermos en fase terminal, sin lesionar el derecho fundamental a la dignidad de la vida humana.

El documento, citando especialmente la Convención Europea para la Tutela de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, pone en guardia ante las «posibles consecuencias de las nuevas leyes sobre la eutanasia activa, en algunos estados, en personas socialmente vulnerables».

Hasta el momento, Holanda es el único país de Europa (y del mundo) que ha autorizado legalmente la eutanasia (Cf. Zenit, 28 de noviembre de 2000).

Así mismo, el proyecto de resolución insiste en el hecho de que la mejor manera de proteger a la persona humana no es dejando que pueda eliminarse, sino ofreciéndolo «cuidados apropiados», que implican también medicinas que le ayuden a soportar el dolor.

La propuesta pide también a los estados de la Unión Europea que se empeñen en «mejorar la formación del personal médico en el sector de la terapia del dolor e intensificar la financiación dirigida a las terapias del dolor y otras terapias adecuadas, en el ámbito de los sistemas sanitarios nacionales, para los enfermos en estadio terminal y para los moribundos».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")