El Papa pide a los periodistas estudiar los efectos de la globalización

Jóvenes profesionales discuten en Suiza sobre la provocación del Papa

Share this Entry

FRIBURGO (SUIZA), 18 septiembre 2001 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha invitado al mundo de la información a profundizar en las implicaciones éticas de la globalización, en un telegrama dirigido al Congreso mundial de jóvenes periodistas católicos.

La reunión, en la que participan casi mil jóvenes profesionales de unos cien países, organizada por la Unión Católica Internacional de Prensa (UCIP), lleva por tema: «Los medios de comunicación y el desafío de la globalización». Concluirá el próximo 23 de septiembre.

El mensaje pontificio, enviado por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, «alienta a los participantes a ponderar las significativas cuestiones éticas que presenta la globalización a la luz de la visión evangélica de la inalienable dignidad de todo ser humano, de la unidad de la familia humana y del imperativo moral de alentar el auténtico desarrollo humano y construir un mundo de solidaridad, justicia y paz».

«La convención está profundizando en las implicaciones de la globalización a partir de las experiencias de los jóvenes profesionales de todos los continentes que son los más expuestos a lo mejor y lo peor de la mundialización», explican los organizadores.

Todas las conferencias están siendo dictadas por jóvenes periodistas en las que exponen los impactos de este fenómeno en su campo laboral. Constituyen un interesante test sobre la manera en que la juventud percibe la globalización en el mundo.

«Este es el nuevo nombre del colonialismo», afirma de manera provocadora Petronilla Samuriwo del «National Herald» de Harare, en Zimbabwe.

«Sin embargo, la aldea global es también una gran oportunidad par todos nosotros», le replica Geneviève Cornet, responsable de la Asociación de jóvenes periodistas suizos.

«Nos permite construir puentes entre los diferentes continentes, culturas, ambientes de vida y de trabajo –añade–. A nosotros nos corresponde humanizarla».

Réjean Bernier, joven periodistas canadiense, explica que las consecuencias negativas de la globalización no son prerrogativa sólo de los países pobres.

«Prácticamente todos los días –explica– publicamos noticias sobre las grandes empresas que cierran para transferirse a los países en los que la mano de obra cuesta mucho menos».

«En la sociedad civil es necesario encontrar la fuerza para dirigir la globalización al servicio del hombre», afirma Sharon Bradshow, de Trinidad y Tobago.

Antoine Issa, representante de los medios de comunicación ante el Parlamento libanés, explica que el mundo árabe siente particularmente los efectos dañinos que puede producir y produce la globalización.

«Por eso –concluye– nos comprometemos a reafirmar la importancia de la formación moral, del diálogo entre culturas, del respeto de los valores religiosos, de la promoción de la democracia y de los derechos del hombre».

Como se puede constatar, estos chicos y chicas periodistas han acogido con entusiasmo la provocación del Papa.

Más información sobre el Congreso de la UCIP en la página web http://www.ucip.ch.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")