Filipinas: Monasterio de carmelitas expulsado por la guerrilla islámica

Religiosas ya habían sido secuestradas

Share this Entry

MANILA, 19 septiembre 2001 (ZENIT.org).- El miedo causado por la guerrilla islámica ha expulsado de su monasterio a una comunidad de religiosas carmelitas en la zona de Marawi, sur de Filipinas.

La noticia ha sido confirmada por monseñor Edwin de la Peña, administrador apostólico de la Prelatura de Marawi, al servicio de información de las comunidades religiosas en Roma Vidimus Dominum.

Según estas fuentes, la vida de las religiosas corría serio peligro.

La diócesis de Marawi tiene unos 900.000 habitantes, en su mayor parte musulmanes, en una región en la que actúa la guerrilla separatista y en la que los católicos constituyen el 4,7% de la población.

Las religiosas carmelitas habían llegado en 1981, y en 1986 algunas de ellas habían sido secuestradas por los extremistas musulmanes.

A fines del mes de agosto, fue asesinado el padre Rufus Halley, misionero irlandés de los padres de San Columbano.

El Ejército de Filipinas capturó en la isla de Basilan, al sur del archipiélago filipino, el 15 septiembre, a tres guerrilleros del movimiento Abu Sayyaf, que mantiene lazos con Osama Ben Laden, a quien la administración Bush ha señalado como autor intelectual de los atentados que tuvieron lugar en Estados Unidos la semana pasada.

El movimiento mantiene 19 rehenes desde el pasado 27 de mayo, entre los que se encuentran dos misioneros cristianos de la «New Tribes Mission» (NTM).

Abu Sayyaf surgió en 1991 como un grupo armado que pedía la creación de un estado islámico en Basilan y el año pasado ganado notoriedad por sus secuestros en Filipinas y Malasia, así como por sus métodos salvajes a la hora de decapitar a sus víctimas.

Mahid Mutilan, líder de la Liga de los Ulamas de Filipinas (ULP), un grupo de intelectuales y líderes religiosos musulmanes, ha mostrado su solidaridad con las comunidades católicas y ha apoyado una acción militar para expulsar a Abu Sayyaf.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")