Una Universidad de vanguardia para Kenia

La Católica amplía sus instalaciones con últimas tecnologías

Share this Entry

NAIROBI, 24 septiembre 2001 (ZENIT.org).- La Universidad Católica de Africa del Este (CUEA) en Nairobi (Kenia) ha añadido un nuevo edifico académico a su instalaciones en el campus de Langata, con seis nuevas salas de clase, diez aulas para seminarios, tres laboratorios de Biología, Química y Física y una sala de ordenadores para 25 usuarios.

Otras novedades del recinto académico son un cibercafé para 30 usuarios, un laboratorio de idiomas y un auditorio de 300 asientos. Todas las salas están conectadas con Internet.

La inauguración de las nuevas instalaciones eleva a cinco los edificios de la Universidad Católica, incluyendo el Otunga Hall, Nsubuga Hall, Rugambwa Hall y Missio Hall. Los tres primeros, dedicados a los tres primeros cardenales de Africa del Este. El cardenal Michael Maurice Otunga es el arzobispo emérito de Nairobi y el cardenal Emanuel Nsubuga fue el primer
arzobispo de Kampala. El cardenal Cyprian Rugambwa fue el primer arzobispo de Dar-es-salaam y el primer cardenal africano.

La nueva instalación, llamada Jubilee Hall, en memoria del Jubileo del año 2000, fue inaugurada oficialmente y bendecida el pasado 18 de septiembre por el nuncio apostólico de Kenia, monseñor Giovanni Tonucci, y el canciller de la Universidad Católica, monseñor Josephat Lebulu, que es también arzobispo de Arusha, Tanzania. El presidente invitado fue el jefe ejecutivo del «Nation Media Group», Wilfred Kiboro.

Hablando en la inauguración, Kiboro subrayó que los estudiantes deberían emprender un diálogo con la dirección de la Universidad cuando hay un problema y resolverlo sin recurrir a métodos violentos. A este respecto, dijo, la Universidad está preparando las bases para inculcar en los estudiantes aquellas reglas que sean aplicadas en el mundo del trabajo y de los negocios.

Por ello, será necesario, señaló, que los estudiantes asimilen las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información y las usen para ofrecer soluciones prácticas a los problemas que afectan a su comunidad, país y continente, lo que significa pensar globalmente y actuar localmente. El conferenciante pidió a la Universidad Católica que establezca una tradición de excelencia académica, formación del carácter y servicio a la comunidad.

El nuncio y el arzobispo Lebulu desvelaron el monumento del año jubilar, colocado a la entrada del edificio. A la ceremonia asistieron diversas autoridades académicas, así como profesores, alumnos y familiares de la Universidad Católica, según informa CISA.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación