Juan Pablo II felicita a Kofi Annan por el Nobel de la Paz

CIUDAD DEL VATICANO, 14 octubre 2001 (ZENIT.org).- Un «reconocimiento bien merecido». Estas son las palabras con las que Juan Pablo II ha comentado la entrega del Premio Nobel de la Paz 2001 «ex aequo» a las Naciones Unidas y a su secretario general, Kofi Annan.

Share this Entry

En un telegrama entregado a Annan por el arzobispo Renato Martino, observador permanente de la Santa Sede ante esa institución, el Papa alienta los esfuerzos del diplomático ghanés para tratar de mejorar el servicio que deben ofrecer las Naciones Unidas.

El texto, cuyo contenido ha sido revelado por el informativo internacional de Radio Vaticano, alienta a las Naciones Unidas a «responder cada vez más eficazmente a los difíciles desafíos que surgen en un mundo marcado por desequilibrios aparentemente insuperables, por tensiones, y por la falta de respeto de los derechos humanos».

«En su caso», concluye el Papa dirigiéndose a Annan, «el Premio Nobel corona una existencia dedicada al servicio de la paz, de la justicia, y del bienestar de los pueblos del mundo».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación