El sacerdote ruandés acusado de genocidio se declara inocente

El padre Athanase se presentó voluntariamente ante el tribunal de la ONU

Share this Entry

ARUSHA, 10 febrero 2002 (ZENIT.org).- El padre Athanase Seromba compareció este viernes ante el Tribunal Internacional de la ONU de Arusha (Tanzania) para declararse inocente. El tribunal se ocupa de juzgar los crímenes relacionados con el genocidio que ensangrentó Ruanda en 1994.

El padre Athanase, que se ha entregado a las autoridades por propia voluntad, compareció ante el juez Navanethem Pillay. En los últimos cuatro años había sido acogido por la arquidiócesis de Florencia.

El proceso continuará en los próximos días. Las acusaciones contra el sacerdote son cuatro: genocidio, complicidad en genocidio, conspiración para organizar el genocidio y crímenes contra la humanidad.

Según la reconstrucción de la acusación, miles de tutsis que vivían en la zona de Kiwumu buscaron refugio en la parroquia del padre Athanase, en Nyange, el 6 de abril de 1994. En vez de ayudarles, el sacerdote hutu, que rechaza la hipótesis de la acusación, habría contribuido al exterminio de dos mil personas de etnia tutsi.

El sacerdote ha negado siempre la acusación, nacida de la denuncia de una organización de defensa de los derechos humanos, por muchos considerada cercana al régimen de Ruanda, que lo habría indicado entre los inspiradores de la masacre.

La tragedia había tuvo lugar cuando se quemó la iglesia en la que se habían refugiado las víctimas.

El tribunal ha condenado ya a ocho personas, entre ellas el ex primer ministro ruandés Kambanda.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")