Rabino de Roma Elio Toaff: «urge un Estado palestino»

Print Friendly, PDF & Email

Para que Israel tenga un interlocutor con el que dialogar

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, 12 febrero 2002 (ZENIT.org).- En Tierra Santa, las «vías de la paz» deben llevar «a la constitución de un estado Palestino» y a promover «iniciativas de confrontación y de colaboración», afirmó este lunes el rabino Elio Toaff.

El ex rabino jefe de Roma durante más de cincuenta años, intervino en un congreso sobre «La creación, santuario de Dios: la peregrinación entre búsqueda, encuentro, contemplación y testimonio», organizado por la Obra Romana de Peregrinaciones, en colaboración con el Servicio de la Conferencia Episcopal Italiana para el proyecto cultural y el diario «Avvenire».

«Espero con todo el corazón en la paz en Tierra Santa», dijo Toaff, refiriéndose a la actual escalada de violencia en Israel.

«En todo el mundo se está actuando para que reine la paz en Tierra Santa pero también es verdad que se registran numerosas intervenciones de Estados que no tienen nada que ver con Israel», opinó–.

Según él la vía de la paz pasa por «una mesa de confrontación común, por un Estado palestino institucionalizado y reconocido con el que dialogar».

«No hay que perder la confianza –concluyó Toaff–. No sólo en la paz sino también en el desarrollo del diálogo entre las religiones: sólo en esta colaboración podremos encontrar la paz del espíritu y convertirnos en «bendición» para el género humano. Y cuando todos los pueblos se consideren dignos los unos de los otros, entonces querrá decir que el Mesías habrá llegado».

En su intervención, Toaff recordó algunos episodios vividos junto al Papa (la visita de Juan Pablo II en el hospital, la histórica entrada en la sinagoga de Roma, los muchos encuentros personales).

Según el rabino romano el «gran mérito» del obispo de Roma fue crear «un sólido puente sobre el Tíber» (la sinagoga de Roma está separada del Vaticano por ese río) y haber llamado a los judíos «hermanos mayores».

«No primogénitos ­-bromeó Toaff–, que en el judaísmo no gozan de buena fama».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }