Se suspende el diálogo entre el patriarcado de Moscú y Roma

Print Friendly, PDF & Email

El patriarcado ortodoxo rechaza la visita del cardenal Kasper

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MOSCÚ, 14 febrero 2002 (ZENIT.orgFides).- El nuncio apostólico en Moscú, el arzobispo Giorgio Zur, confirmó este jueves que el patriarcado de Moscú ha anulado oficialmente la visita prevista para fines de febrero del cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Él rechazo de la visita tiene lugar después de que el Papa elevara a diócesis las administraciones apostólicas de la Iglesia católica en territorio ruso.

El metropolita Kirill, de Smolensk, encargado de las relaciones exteriores del patriarcado, ha enviado una carta al cardenal Kasper en la que afirma que tras la decisión vaticana «no tenemos nada que decirnos».

Una reunión extraordinaria del Santo Sínodo ortodoxo ruso del pasado 12 de febrero, después de una larga discusión, había evitado tomar una posición de rechazo total, aun acusando al Vaticano de continuar organizando una estrategia de proselitismo católico en Rusia.

Los encuentros bilaterales entre la Iglesia Ortodoxa Rusa y los representantes católicos del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos habían sido algo normal hasta la caída del régimen comunista, más en concreto hasta el año 1990.

El arzobispo católico de Moscú, monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, metropolita de la nueva provincia eclesiástica católica rusa, ha declarado a «Fides»: «El Patriarcado ha aplazado muchas veces estos encuentros en los años anteriores, incluso por causas ajenas a nuestras relaciones, como, por ejemplo, la guerra en Kosovo».

«De este modo, el diálogo resulta imposible –añade–. Es precisamente la falta de disponibilidad por parte ortodoxa el origen de los malentendidos: con frecuencia no tenemos ocasión para explicar oficialmente nuestra posición».

«Desde hace tiempo, por ejemplo, proponemos a los ortodoxos organizar una mesa redonda sobre el proselitismo para aclarar nuestra comprensión de este fenómeno que, de parte nuestra, hemos siempre rechazado. Los ortodoxos no han citado nunca un caso concreto, ni podrían hacerlo porque no es un método usado por nuestros sacerdotes».

Monseñor Kondrusiewicz explica que la institución de las diócesis es un hecho normal, previsto desde hace tiempo, y la intención de dar este paso había sido anunciada y explicada muchas veces en contactos con miembros del patriarcado.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }