Dolor del Papa por el asesinato del primer ministro serbio

CIUDAD DEL VATICANO, 14 marzo 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha expresado su «firme condena» por el «bárbaro acto de violencia» que el pasado martes acabó con la vida del primer ministro de Serbia y Montenegro, Zoran Djindjic.

Share this Entry

En un telegrama enviado al nuncio apostólico de Belgrado, el Papa hizo llegar igualmente su pésame al gobierno de la nación por el atentado, del que tuvo noticia «con consternación y tristeza».

«En estos momentos de luto nacional –dice el mensaje enviado a través del cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado–, Su Santidad manifiesta su solidaridad a los habitantes de Serbia y Montenegro en sus decididos esfuerzos por trabajar para la renovación de la sociedad y la construcción de un orden democrático caracterizado por la justicia, la cooperación en la búsqueda del bien común y el respeto por los derechos de todos».

Zoran Djindjic –uno de los artífices de la caída del dictador Slobodan Milosevic— fue asesinado a tiros cuando salía de su automóvil frente al edificio del gobierno de Belgrado.

A petición del gobierno serbio, que considera que peligra el orden democrático y la seguridad del país, el miércoles la presidenta interina –Natasa Micic– proclamó el estado de excepción.

Publicamos a continuación el texto íntegro del mensaje del Papa.

* * *

TELEGRAMA DEL SANTO PADRE

SU SANTIDAD JUAN PABLO II HA TENIDO CONOCIMIENTO CON CONSTERNACIÓN Y TRISTEZA DEL TRÁGICO ASESINATO DEL PRIMER MINISTRO SERBIO ZORAN DJINDJIC Y LE RUEGA QUE TRANSMITA SU MÁS SENTIDO PÉSAME AL PRESIDENTE Y A LOS MIEMBROS DEL GOBIERNO, JUNTO CON SU FIRME CONDENA DE ESTE BÁRBARO ACTO DE VIOLENCIA.

EN ESTOS MOMENTOS DE LUTO NACIONAL, SU SANTIDAD MANIFIESTA SU SOLIDARIDAD A LOS HABITANTES DE SERBIA Y MONTENEGRO EN SUS DECIDIDOS ESFUERZOS POR TRABAJAR PARA LA RENOVACIÓN DE LA SOCIEDAD Y LA CONSTRUCCIÓN DE UN ORDEN DEMOCRÁTICO CARACTERIZADO POR LA JUSTICIA, LA COOPERACIÓN EN LA BÚSQUEDA DEL BIEN COMÚN Y EL RESPETO POR LOS DERECHOS DE TODOS.

ENCOMENDANDO AL FALLECIDO PRIMER MINISTRO A LA MISERICORDIA DE DIOS, EL SANTO PADRE INVOCA PARA LA NACIÓN Y SUS HABITANTES LOS DONES DIVINOS DE SABIDURÍA, FORTALEZA Y PAZ.

CARDENAL ANGELO SODANO
SECRETARIO DE ESTADO

[Traducción del original inglés realizada por Zenit]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación